Esta semana se ha hecho público un informe en el que Oxfam Intermón aseguraba que los paraísos fiscales representan el 26% de los beneficios obtenidos por los 20 principales bancos europeos (25.000 millones de euros aproximadamente). Dicho informe señalaba a BBVA y Banco Santander como las entidades españolas que llevaban a cabo estas prácticas.

De manera inmediata, la compañía presidida por Francisco González se ha encargado de deslegitimar esta información, sobre todo con mensajes a través de redes sociales, alegando principalmente que sus cuentas son totalmente transparente; y que Irlanda no está reconocida por la legislación vigente como un paraíso fiscal.

En cuanto al informe difundido por Oxfam Intermón, se aseguraba que los 20 principales bancos europeos, entre los que se encuentran Banco Santander y BBVA, registran el 26% de sus beneficios en paraísos fiscales, un porcentaje nada acorde con la actividad económica real que desarrollan en dichas jurisdicciones.

El informe ‘Bancos en el exilio’ sugiere que tal discrepancia se debe a que algunos bancos utilizan paraísos fiscales para evitar el pago de los impuestos que les corresponden. De este modo facilitan a sus clientes la elusión de éstos o sortear ciertas regulaciones o requisitos legales.

En cuanto a las preferencias, Luxemburgo e Irlanda son los paraísos fiscales preferidos, concentrando el 29% de los beneficios que los bancos obtuvieron en paraísos fiscales en 2015. Ese mismo año, las 20 principales entidades bancarias europeas obtuvieron un beneficio de 4.900 millones de euros en el pequeño paraíso fiscal de Luxemburgo, más de lo que obtuvieron en el Reino Unido, Suecia y Alemania juntos.

BBVA sale al paso

En la información remitida a través de las redes sociales, BBVA asegura que desde 2004 tiene una política expresa sobre actividades en establecimientos permanentes domiciliados en centros financieros off-shore, con un plan para reducir la presencia en estos países. Señalan desde la entidad que a cierre de 2016 mantiene solo dos sucursales bancarias en las Islas Caimán.

Aunque el principal motivo por el cual BBVA se ha molestado ante la publicación de esta información, donde se le incluía en la lista de esos bancos europeos relacionados con paraísos fiscales, es que son una entidad con escaso porcentaje en sus resultados en jurisdicciones como Suiza, Irlanda o Luxemburgo; al margen de los clásicos destinos isleños.

Precisamente el punto de la discordia es Irlanda. Para BBVA no hay ningún precepto legal que sitúe a este país como “paraíso fiscal”. Así pues, estiman que Oxfam Intermón incluye de manera equivocada este Estado (y otros tantos) bajo esa denominación.

Afirman que los resultados de BBVA en Irlanda no representan ni el 1% del total de Grupo, lo que, según ellos, demuestra que la compañía no traslada resultados a dicha jurisdicción. Cada uno tiene una opinión al respecto con este país.

Imagen | ‘Ricardo Ricote