Ahora que muchas personas empiezan a tener su teléfono móvil o tablet repletos de aplicaciones, resulta que están a punto de jubilarse. Así lo ven desde Microsoft. La compañía tecnológica estima que el futuro próximo de las relaciones de las empresas con los usuarios será a través de chatbots.

Por el momento son grandes desconocidos, aunque puede que en alguna ocasión ya hayamos hablado con un bot y no lo sepamos. Este tipo de tecnología son programas de software basados en inteligencia artificial capaces de emular a las personas para mantener conversaciones con los humanos. Y si las previsiones de las distintas consultoras especializadas se cumplen, las empresas adoptarán mayoritariamente en los próximos años estos chatbots en las relaciones con sus clientes.

La última en pronunciarse ha sido la presidenta de Microsoft España, Pilar López, que en el marco del ‘Forbes Summit’ celebrado este martes en Madrid ha asegurado que los bots serán las nuevas aplicaciones dentro de muy poco.

López estima que tienen un potencial muy grande para desarrollar la relación de las empresas con los clientes. En concreto, ha precisado que podrán darse varias aplicaciones prácticas. Por ejemplo, el marketing será fundamental, dado que estos chatbots usarán toda la información que tienen de los clientes para hacerles llegar la información (y promoción) más adecuada en cada momento.

Y no será lo único. La atención al cliente, la relación con los canales de venta o la simple búsqueda de información se podrá satisfacer a través de estos bots basados en la inteligencia artificial.

Microsoft abre el camino

Estas novedades que avanza Pilar López, en realidad no lo son. Según ha explicado la presidenta de Microsoft para España, desde la compañía llevan más de 20 años trabajando en servicios de inteligencia cognitiva. Lo que sucede es que ahora habrá un desarrollo masivo por parte del cualquier empresa.

López ha destacado que dentro de Microsoft, a nivel mundial, hay más de 5.000 empleados trabajando y desarrollando procesos de inteligencia artificial. Esto les ha llevado a crear cada vez mejores servicios en los asistencias de reconocimiento de voz y audio.

Un ejemplo que ha expuesto López ha sido el acuerdo alcanzado con Telefónica para el desarrollo de Aura, la cuarta plataforma del operador que sirve para devolver los datos personales a los usuarios. Microsoft ha sido el socio para desarrollar parte de esa inteligencia cognitiva que sirve para tratar los datos de los clientes.

Imagen | ‘@cdelaiglesia