La tendencia de los consumidores a realizar las comidas fuera del hogar ha provocado un aumento del tráfico y de la facturación en el sector de la restauración. Eso, lógicamente, ha perjudicado al mercado del Gran Consumo, que ve como los consumidores llenan menos la cesta de la compra.

Aunque, dos años más tarde que la zona euro, España está a punto de recuperar los 100.000 millones de euros de producción anteriores a la crisis. Aunque, como decía Raymond Torres, director invitado de Previsión y Coyuntura de Funcas, “la recuperación no será completa hasta que se haya recuperado el empleo”.

El crecimiento económico está teniendo su reflejo en los hábitos de las familias, que tienen mayor libertad para hacer sus comidas fuera del hogar. Esto juega en contra del sector de Gran Consumo, que retrocedió este año un 1,6% en volumen, y un 1,2% en valor.

“Cuando estalló la crisis, hubo un crecimiento importante en la demanda, porque la primera medida de ahorro de los hogares fue quedarse en casa. Ahora que el entorno macroeconómico y los índices de confianza son más favorables, el sector debe devolver ese volumen prestado, y actualmente se encuentra ajustándose a esta nueva situación”, explicaba César Valencoso, ConsumerInsightsConsulting director en KantarWorldpanel.

Según los datos expuestos por la consultora KantarWordPanel, el crecimiento del consumo fuera del hogar se contabiliza en 5,7 millones de ingestas menos dentro del hogar en 2016.

La restauración se beneficia de la recuperación

Como es evidente, el sector de la restauración está viviendolos efectos positivos de la recuperación. Según los datos del informe de NPD Group, principal compañía de investigación en el sector de la restauración, los españoles realizaron 97 millones más visitas en 2016, que durante elaño anterior.

El sector tuvo un aumento 1,9% en ventas, y un 1,3% en tráfico. Los resultados de España son los mejores de Europa en generación de tráfico, solo por detrás de Reino Unido.

Tendencia más acusada en la restauración organizada, es decir, en las cadenas de restaurantes de “marca”, que recibieron un 5,9% más de visitantes. Mientras que los establecimientos independientes, apenas aumentaron eltráfico un 0,1%. Aunque todas las comidas fuera del hogar han aumentado, la que más creció en tráfico fue el desayuno y, en cambio, la cena es la que más creció en facturación y ticket medio.

Sobre el asunto se ha referido este lunes la CEO del Grupo Rodilla, que ha presentado sus resultados financieros del último ejercicio. Para María Carceller, “que aumente la merienda significa que hemos pasado ya la crisis”. Y es que, desde mediados de 2014, merendar fuera de casa se ha convertido en un fenómeno cada día más popular entre los españoles.

Octavio Llamas, presidente de Marcas de Restauración, es optimista en sus previsiones para 2017: “las perspectivas siguen siendo positivas, y esperamos el aumento en las ventas de en torno al 4,8%, lo que significaría volver a duplicar la tasa de crecimiento de la economía”.