¿Que ocurre cuando se juntan la explosión del uso de las ‘apps’, los avances en la capacidad de almacenamiento de los dispositivos y la falta de concienciación de la importancia de la ciberseguridad y el mantenimiento de los dispositivos?

La empresa de seguridad Kaspersky Lab ha tratado de dar respuesta a esta pregunta en un informe al que ha llamado ‘El caos digital y sus peligros’. En él, nos advierte de los riesgos de los malos hábitos que tenemos los usuarios a la hora de usar las aplicaciones de nuestros dispositivos.

Y es que tenemos muchos. De media, instalamos dos aplicaciones al mes, y cuando lo hacemos, no nos preocupamos como deberíamos en qué estamos metiendo en nuestros aparatos. El 75% de los usuarios españoles instala aplicaciones a pesar de no estar de acuerdo con el contenido de las licencias de uso. Algo preocupante, porque de cada 100 aplicaciones, 83 acceden a datos sensibles, como contactos, mensajes y datos privados. En algunos casos, incluso les damos permiso para hacer llamadas y mandar mensajes de texto.

Por este motivo, cada vez tenemos más y más aplicaciones que tienen acceso a herramientas innecesarias y peligrosas.

Dónde lleva la despreocupación

Un 62% de los usuarios, revisa y elimina, de forma regular, los contenidos y las aplicaciones de sus dispositivos. Algo muy importante, porque puede provocar infecciones de malware, el bajo rendimiento del dispositivo, o la merma de la duración de la batería.

Una vez que las aplicaciones ya llevan un tiempo instaladas, tampoco nos preocupamos por actualizarlas. Un 15% de los usuarios instalan las actualizaciones cuando los avisos empiezan a molestarles, un 10% las actualizan si fallan, y un 8,2% reconoce evitarse la molestia.

Estas actualizaciones, no sólo añaden nuevas mejoras y funciones, sino que también incluyen correcciones a los posibles fallos y vulnerabilidades que puedan abrirle la puerta al malware.

Y por si todo esto no fuera lo suficientemente preocupante, además descubrieron que 53 de las 66 aplicaciones más populares de la App Store de Android, pueden funcionar sin que los usuarios las hubieran abierto o dado permiso para hacerlo.

En este contexto, desde Kaspersky facilitan ciertas claves para mantener limpio y a salvo nuestros teléfonos móviles y demás dispositivos digitales: En primer lugar, comprobar qué información tenemos almacenada y dónde. También aconsejan hacer limpiezas generales de nuestros dispositivos regularmente; así como actualizar las aplicaciones lo más ágilmente posible. Por último, utilizar los softwares adecuados para escanear y limpiar la terminal.

Imagen | ‘Christian Hornick