La cooperativa de distribución de productos de gran consumo ha cerrado el 2016 con resultados alentadores en las principales magnitudes financieras, lo que avala la solvencia de su modelo cooperativo y local en un entorno muy competitivo.

“Este año ha sido bueno y positivo, no solo para Covirán, sino también para el entorno, que ha pasado una época de dura crisis”. “Ahora se percibe el final, lo vemos en la cesta de la compra” afirmaba Luis Osuna, presidente y CEO del Grupo, durante la presentación de resultados de la compañía.

Aunque la creación de nuevos supermercados fue muy limitada, las ventas crecieron un 1% en las superficies asentadas, lo que generó un beneficio neto de 1,04 millones. Un crecimiento del 13% en un mercado que crece a un ritmo del 2,7%, según un informe de Nielsen 360.

La cuota de mercado es del 2,09% en España, y del 0,84% en Portugal, pero si tenemos en cuenta los establecimientos de menos de 1.000 metros cuadrados, esta cuota se eleva al 5,75% en España y al 2,15% en Portugal.

Covirán mantiene el segundo puesto del ranking nacional del sector por número de establecimientos, y el tercero en el país lusitano. Además, el grupo cuenta con 2.550 supermercados en toda la península (en torno al 10% en Portugal) abastecidos por 27 plataformas logísticas.

La compañía ha encontrado una forma rentable de llevar productos competitivos a 239 municipios de menos de 2.000 habitantes. Tanto es así que en un 18% de estos municipios, Covirán es la única enseña concurrente. Sobre este punto el CEO de la firma ha destacaro que “generamos empleo donde estamos presentes, más del doble que el resto del ‘top-10’ de la distribución”.

Y no solo eso. Desde la compañía sacan pecho porque en el último año, la compañía ha realizado compras a proveedores nacionales por más de 416 millones de euros.

“Solución rentable al autoempleo”

Ha incrementado su empleabilidad en un 2%, alcanzando los 14.926 puestos de trabajo. Y es que, una de las claves del modelo de Covirán es fomentar la estabilidad y la calidad laboral, apostando por el contrato indefinido en un 91% de los casos.

El grupo se enorgullece de un modelo que permite la redistribución de la riqueza generada, y de que el ratio de empleo generado por inversión, es casi el triple en comparación con el de su competencia.

Nuevos mercados

La cooperativa destinó 19 millones de euros a la modernización de los puntos de venta de sus socios mediante la implantación tecnológica, y a los planes de expansión de la compañía en la Península.

Entre esos planes de expansión, se encuentra la plataforma de distribución que abrieron en Tenerife el año pasado, el centro logístico que tienen previsto crear en Cataluña, y que servirá para abastecer los futuros proyecto de la Comunidad Valenciana y Baleares.

La cooperativa tiene la intención de cruzar el Estrecho para llevar susproductos a Marruecos. Un plan que comienza con dos proyectos pilotos en el país durante este año y el siguiente y, si funciona como se espera, la cooperativa desembarcará el año 2019 con un centro logístico.

“Tenemos recorrido en muchos territorios de cara a 2019 pero, sobre todo, vamos a seguir trabajando para mejorar los servicios a nuestros socios, para que sean  más fuertes y más competitivos, dando la mejor respuesta al cliente”, afirma Luis Osuna, presidente-CEO del Grupo Covirán.