El cuarto operador de telecomunicaciones español, el Grupo MásMóvil, sigue su camino hacia la consolidación como compañía alternativa a los grandes. Después de un 2016 de gran movimiento corporativo, toca centrarse en ganar clientes y crecer. Por ahora cumplen los objetivos marcados, aunque deben renovar su ‘Plan de Negocio’, que data antes de las compras de Yoigo y Pepephone.

De esta forma, nadie puede discutir a MásMóvil que no esté alcanzando, al menos a nivel de clientes, lo que dijo que haría. No obstante todo los datos de previsiones que existen del operador amarillo son de octubre de 2015, cuando todavía no había realizado las compras que más tarde llevaría a cabo, así como el acuerdo de compartición de red y acceso mayorista firmado con Orange.

En aquel ‘Plan de Negocio’ había dos magnitudes que destacaban del resto: llegar al millón de usuarios en el segmento móvil y captar más de 400.000 clientes de banda ancha.

Por lo que respecta a la movilidad, esto ha sido sobrepasado sin ningún problema. Sobre todo porque Yoigo ponía en la cesta más de 3 millones de clientes. Por lo tanto, nadie puede negar que no se haya conseguido. Es más, a todo esto hay que sumar las líneas que traía Pepephone y, dentro de poco, también se añadirán las de Llamaya.

Por ahora la portabilidad móvil está de cara. Siempre en positivo y siendo el operador con mejores números desde el pasado mes de octubre cuando la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) empezó a contabilizar los datos del grupo de forma consolidada.

Fuente | CNMC

En cuanto a la banda ancha fija, el objetivo a 2018 también va camino de cumplirse, aunque aquí se llegará más ajustado, incluso con la incorporación de Yoigo como marca, así como los acuerdos firmados por Orange mediante los cuales ha aumentado su huella de ADSL y fibra de manera significativa.

Fuente | CNMC

Tomando como referencia el último mes que ofrece la CNMC (diciembre-enero), el crecimiento del Grupo MásMóvil fue de 26.100 nuevas altas. Esto, sumado a los clientes que ya tiene, proyectaría para finales de año unos 460.000 abonados. Por encima de la cifra que dio en su ‘Plan de Negocio’, pero sin contar con todos los condicionantes corporativos.

En este sentido habrá que suponer que, de puertas adentro, tendrán nuevos números en la cabeza, dado que no podrán ser los mismos que cuando tenían una sola marca.

Algo no ha cumplido MásMóvil

Dentro de ese ‘Plan de Negocio’ que hizo público a finales de 2015, también había un apartado para explicar que, a lo largo de 2016, entrarían en el Mercado Continuo. Eso, por el momento, no se ha llevado a cabo, y MásMóvil sigue cotizando en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB).

Curiosamente, aquí también valen Yoigo y Pepephone para justificar la situación. Cuando el CEO de la compañía, Meinrad Spenger, se ha referido a la situación, más o menos viene decir que están todavía haciendo la digestión de las compras, y que necesitarán un tiempo para poner todo en orden.

En este contexto, habrá que esperar a un nuevo ‘Plan de Negocio’ por parte de los amarillos. Bien es cierto, que otro operador, como es el caso de Vodafone, no suele dar planes de futuro, ni cifra de clientes que espera alcanzar, al contrario de Movistar y Orange que, a veces, hablan sobre sus posibles despliegues o las cifras que futuro que desean consolidar.

Quizá sea en la próxima presentación de resultados cuando el Grupo MásMóvil desgrane cómo serán, más ajustados a la nueva realidad, los números para 2018 y los años siguientes.