El mercado de la distribución en España no está para gastos innecesarios. Por eso se debe controlar al detalle lo que hace la competencia para gestionar los precios propios. De ahí que Carrefour haya seleccionado a una startup española para que asuma este servicio.

En concreto, la cadena de distribución de origen francés ha elegido a la empresa murciana Minderest como herramienta de monitorización de precios y surtido en España. La precisión de los datos, su potente dashboard y la experiencia demostrada en ‘Gran Consumo’ son algunas de las razones por las que se ha elegido a esta stratup, según ha señalado Carrefour en un comunicado.

Además, el trabajo realizado hasta ahora por Minderest le sirve como aval. Se trata de la primera empresa española en monitorización de precios y surtido para retailers y fabricantes, con cinco años de experiencia en Europa y  con más de 150 clientes en 15 sectores distintos.

Por qué apuesta Carrefour por Minderest

Uno de los motivos para que Carrefour haya dado este paso es porque Minderest ofrece a sus clientes datos sobre los precios a los que se venden los productos de la competencia, tanto en internet como en tiendas físicas. Y esto, a los fabricantes, les interesa especialmente. Sobre todo conocer los márgenes que aplican los comercios minoristas sobre sus artículos, descubrir a aquellos que los venden sin autorización o practican ‘dumping’.

La startup surgió en 2012 a raíz de un proyecto anterior en el que trabajaban los socios fundadores de la misma, Antonio Tomás y Juan Sánchez, director técnico. En dicho proyecto se vieron con la necesidad de comparar precios en el mundo ecommerce y pensaron que no existía ninguna herramienta propicia para esto y decidieron crear Minderest.

Uno de los puntos fuertes de este tipo de rastreo, y del que Carrefour a buen seguro explotará, es que no deja ningún tipo de huella tras su paso. Es decir, el rastreo que lleva a cabo Minderest deja el paso que dejaría un usuario normal haciendo comparativas de precio. Por lo tanto, siempre se consigue una información sin dejar rastro de toda la competencia.