Las telecos han asumido que no hay negocio pequeño que despreciar. Cuando el mercado residencial da señales de un crecimiento moderado, algunos operadores están viendo con buenos ojos pelear por el segmento de empresas o el alquiler de redes. Así, el último en llegar, el Grupo MásMóvil, estaría poco a poco a incrementando su interés hacia el negocio mayorista de redes, es decir, que otras compañías usen su infraestructura para dar servicio. Aunque sabe que no será sencillo.

Por el momento el único operador que parece haberse apartado de esta pelea ha sido Vodafone. Los rojos han expresado en público que sus redes tienen una gran calidad y, por lo tanto, el que quiera usarlas deberá pasar por caja (a un elevado coste). Esto, lógicamente provoca que los operadores móviles virtuales (OMV) descarten una opción que les deja poco margen para rentabilizar el alquiler de la red.

Así, Orange y Movistar se han convertido en los grandes dominadores de un mercado que, según cifras de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), en el año 2015 generó unos ingresos para los operadores con red de 1.628 millones de euros. Ante esta situación, desde MásMóvil han considerado que es la hora de pisar el acelerador.

Según fuentes de diversos OMVs consultados por SABEMOS, el operador amarillo se estaría moviendo en el mercado mayorista de forma decidida. La estrategia tiene sentido dado que, ahora mismo, el Grupo cuenta con una red propia de 3G y 4G que cubre casi el 90% de la población. Por lo tanto debería empezar a maximizar, en este caso, la compra de Yoigo; además de la capacidad de reventa que tiene MásMóvil sobre la red de Orange.

Por otra parte, el propio regulador ve con buenos ojos que haya otro operador en el mercado mayorista en el fin de justificar la desregulación en este mercado. Es decir, con la llegado de otra compañía que alquila sus redes, no parece que el precio por estos servicios se vayan a incrementar.

MásMóvil frente a Orange, y…

Movistar. La clave en el mercado mayorista del alquiler de redes también está en Movistar. El operador azul, que parecía al igual que Vodafone haber dado la espalda a este negocio, ha retomado fuerza con el contrato firmado con Aire Networks. Y no solo esto. Esto supone atraer a su vez a otros pequeños OMVs que alquilan sus redes a través de Aire.

Por lo tanto, parece que MásMóvil y Orange se pondrán más activos en la captación de nuevos clientes, sobre todo cuando vaya siendo la hora de renegociar los contratos que se acaben durante este ejercicio y el próximo. Por un lado tienen el segmento de empresas, que ahora necesitan tanto fijo como móvil, y por lo tanto suponen un negocio interesante. Y luego están los operadores regionales, que pese a ser un mercado pequeño, también supone el alquiler de red para miles de clientes.

Desde MásMóvil, por ahora, no son tan claros como Orange, que hace unos meses declaraban públicamente que se trata de un mercado que atacarán directamente. Los amarillos saben que tienen la red, que el regulador cuenta con ellos, y no descartan nada. En juego unos ingresos conjuntos por encima de los 1.500 millones. No se puede dejar escapar nada.

Imagen | ‘Portaldelcomerciante.com