La incertidumbre es el modo de vida que lleva Banco Popular desde hace unos meses. Además, tiene que batallar con el futuro: macroampliación de capital, sí o no, además de la posible venta de la entidad; junto a lo que queda de su pasado reciente, la remuneración del expresidente Ángel Ron. Todo ello mientras llegan caras nuevas con al nuevo jefe.

Muchos de estos aspectos quedarán resueltos el próximo 10 de abril, fecha en la que se ha convocado una Junta General Ordinaria de Accionistas. De paso, el nuevo presidente de la entidad, Emilio Saracho, quiere marcar las líneas de su independencia para la gestión del banco.

Entre los puntos del día que se han conocido en el comunicado remitido esta semana a la CNMV, el consejo de administración que preside Saracho pedirá autorización para aumentar el capital social dentro del plazo máximo de tres años (2020), “en una o varias veces” y hasta un máximo del 50% del capital social, “con la facultad de excluir el derecho de suscripción preferente hasta un límite del 20% del capital social”, una operación encaminada a facilitar la entrada de uno o varios inversores institucionales, según el criterio de los analistas que recoge ‘Bolsamanía.com’.

Otros dos puntos en el orden del día, 7º y 8º, tienen que ver con la remuneración y revisión de cuentas del ejercicio 2016. Esto posibilita dar la voz a los acciones que quedaron inconformes en la última Junta con el dinero que ha percibido el expresidente Ángel Ron.

En concreto, se aprobará “el límite máximo de la remuneración variable hasta el 200% del componente fijo de la remuneración total de consejeros ejecutivos y miembros del Colectivo Identificado”. Además habrá una “votación consultiva del Informe anual sobre remuneraciones de los consejeros”.

Llegada sonada a Popular

Otra de las noticias de alcance que ha dejado Banco Popular ha sido la llegada de un nuevo director general adjunto al presidente. Se trata de Miguel Escrig, que ha trabajado desde 1999 hasta el año pasado en Telefónica, primero como director de mercado de capitales y gestión de riesgos financieros (1999-2010) y más tarde como director financiero (2010-2016).

Anteriormente, Escrig desempeñó las labores de responsable de gestión y control de riesgos en Vector Investment (1998-1999), director de gestión global de riesgo de mercado en el Banco Santander (1994-1998) y responsable de venta de derivados en JP Morgan (1990-1994).