Las empresas tecnológicas españolas van cogiendo ritmo poco a poco y ya empiezan a tener crecimientos sostenibles y abren importantes nichos de negocio más allá de nuestras fronteras. Es el caso de Gigas, especializada en servicios en la nube, que disparó sus ingresos un 25% el pasado año, aunque tuvo que reponerse a varios contratiempos llegados desde Latinoamérica.

En concreto, la compañía que cotiza en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) ha presentado un avance de resultados del ejercicio 2016, mostrando un crecimiento de las ventas brutas hasta los 5,71 millones de euros, un 24,9% más que en 2015. Además, tendrá un importe neto de la cifra de negocios de 4,83 millones de euros, un 29% más que el año anterior.

El margen bruto se situó en 3,59 millones de euros, lo cual representa un 74,2% del importe neto de la cifra de negocios, 1,3 puntos por encima del margen estimado en la previsión del ejercicio.

El incremento, según ha informado la compañía en un comunicado, responde fundamentalmente a la apuesta de Gigas por la generación de negocio empresarial de mayor valor añadido y mayor facturación mensual. Esto lo pretende lograr a través de su producto orientado a medianas y grandes empresas, Cloud Datacenter, un segmento en el que se ha crecido desde los 350 clientes a finales de 2015 a los 445 con los que se cerró el año 2016.

Gigas y su relación con Latinoamérica

Las cifras de ingresos alcanzadas varían ligeramente respecto a las estimaciones de la compañía comunicadas en el Documento Informativo de Incorporación al Mercado (DIIM) de 2015, fundamentalmente debido al retraso de la apertura de la oficina de México (al último trimestre del año), a un entorno competitivo más duro del previsto y a la depreciación de las divisas locales en Latinoamérica.

Gigas cerró el ejercicio 2016 con un Ebitda de -0,19 millones de euros, mejorando las previsiones de -0,40 millones de euros que se tenían para el periodo, debido principalmente al retraso de la apertura de la oficina de México ya mencionada y a pesar de la inversión realizada para reforzar los equipos comerciales en el resto de países.

El futuro de Gigas y la tecnología

En una entrevista para SABEMOS cuando la compañía empezó a cotizar en el MAB, el CEO de Gigas, Diego Cabezudo, mostraba su optimismo. Por lo que respecta al ecosistema en general de las empresas tecnológicas, cree que ha sido un año muy bueno, “sobre todo en exits, ya que hay empresas que se han vendido por más de 20 millones de euros. Y luego, otro factor es que los inversores extranjeros y venture capital de otros países están invirtiendo más en España. Hasta hace muy poco tiempo las startups españolas captaban fondos solo en España. En 2016 hay ejemplos de grandes rondas de financiación que no se veían antes en España. Hace poco 4 millones de euros ya era un logro, y ahora se ven mucho mayores. Incluso de valoraciones de startups de más de 100 millones como puede ser el caso de Idealista o Wallapop”.

Concluía el CEO de Gigas diciendo que no recordaba una época tan buena como esta. Ellos son parte de este tiempo de nuevas empresas, inversiones y negocios innovadores.