En un país como España, donde recibimos más de 75 millones de turistas el año pasado, el impacto económico y social del turismo es de suma importancia, por lo que es necesario replantearse los modelos de negocio tradicionales para dar a los nuevos clientes una experiencia adaptada a sus preferencias y necesidades cambiantes.

Se abre una nueva oportunidad de diferenciación para el turismo español. Los turistas interactúan en el territorio y tienen necesidades específicas, distintas a las de los ciudadanos, que deben ser contempladas y satisfechas por parte del destino, adaptándose a las a los entornos y nuevos modelos de negocio de la industria turística.

Según las conclusiones del estudio “La industria hostelera en 2020”, este sector está a la cola de otros sectores a la hora de implantar la tecnología para satisfacer las necesidades de “los nuevos viajeros”.

Como defendía Matilde Asián, secretaria de Estado de Turismo, durante el ‘I Congreso Mundial de la OMT’ sobre destinos inteligentes, la innovación y la tecnología han cambiado el perfil del viajero. El turista actual está cada vez más informado y conectado a distintas plataformas, por lo que las empresas y los gestores de los destinos deben estar preparados para dar respuesta a sus necesidades en un contexto en la que la accesibilidad y la sostenibilidad son las claves.

Lo que se anticipa es un cliente de hotel altamente sofisticado, con unas expectativas muy altas, ya que tendrá a su acceso muchas más opciones entre las que elegir y acceso a un mayor volumen de información.

Según este informe, el nuevo cliente hostelero recurrirá a la tecnología móvil para interactuar con el hotel elegido antes, durante y después de su estancia. Por este motivo, las cadenas ganadores en 2020 serán las más flexibles y ágiles.

La mayor parte de los jefes de operaciones y consultores de Europa consideran que en 2020 serán imprescindibles el Middleware, la inteligencia artificial y el machine learning, el análisis predictivo y los dashboards de gestión.

Para Dai Williams, director de manager de SiteMinder (plataforma de servicios en la nube líder en el sector hostelero) “resulta evidente que el sector sigue demandando sistemas tecnológicos costosos y anticuados. La resistencia de los hoteleros al cambio y a la innovación afecta a los avances de una industria que, por sí misma, reconoce la necesidad de no perder la estela de los clientes actuales y futuros”.