Desde hace varias semanas los grandes operadores de telefonía no dejan de subir las tarifas. Supuestamente esto no debería pasar en un mercado con fuerte competencia, aunque por desgracia para los usuarios está sucediendo. De ahí la importancia de MásMóvil como alternativa para provocar una guerra de precios. De cara tiene que el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital está muy satisfecho con el mercado de cuatro operadores y lo que eso puede generar.

En el marco del ‘Mobile World Congress’ de Barcelona, el ministro Álvaro Nadal ha mantenido un encuentro con la prensa para hacer su valoración sobre la evolución tecnológica en España y repasar algunos asuntos de actualidad. Uno de los que marcará la agenda los próximos años es el 5G, la tecnología que permitirá mejores conexiones móviles y mayor velocidad.

Y para que el 5G tenga un mayor rendimiento habrá que llevar a cabo un segundo dividendo digital. Es decir, se deberá reordenar -de nuevo- el espectro radioeléctrico. Significa que quedará libre la banda de 700 Mhz (donde están ahora las televisiones) por la que deberán pugnar en formato los distintos operadores para desplegar sus redes y dar servicios en esa frecuencia.

¿Pero cómo se llevará a cabo? Depende del formato en el que se haga puede beneficiar a los tres grandes operadores y terminar en desventaja MásMóvil, o que al final todos queden satisfechos.

Desde SABEMOS se ha trasladado al ministro Nadal la situación del operador amarillo y, en concreto, la petición que hizo el CEO de la compañía Meinrad Spenger hace unos meses cuando pidió un cierto trato de favor en dicha subasta del espectro.

En este caso, el responsable de la Agenda Digital ha asegurado que este mercado con cuatro operadores funciona muy bien y que, por lo tanto, desde el Ministerio deben conseguir que se mantenga así. No obstante no ha querido precisar el modelo de adjudicación que se llevará a cabo y si, efectivamente, se intentará dar un “trato de favor” a MásMóvil para que la competencia siga siendo efectiva.

¿Cómo podría salir MásMóvil beneficiado?

Dentro de uno o dos años se licitará el espectro de 700 Mhz. Si MásMóvil quiere ser igual de competitiva que sus rivales necesitará estas frecuencias para dar un mejor servicios a sus clientes. Pero dicha ecuación supone un desembolso económico muy importante.

Actualmente el operador amarillo dispone 4G. Pero condicionado a acuerdos mayoristas de red con Orange y Movistar. Es decir, alquilan su red para dar servicio a sus clientes. Mientras, en la subasta de espectro organizada por el Ministerio de Industria en 2011, Yoigo solo adquirió frecuencias altas (1.800 y 2.600 Mhz) para el uso de 4G. Las de peor calidad. No participó en la puja por la banda de 800 Mhz, la que garantiza mejor calidad y velocidad en la red.

Por eso, la cuestión económica y cómo acceder al espectro es importante. En dicha subasta el gasto total en frecuencias fue de 1.647 millones. Telefónica (668M), Vodafone (518M) y Orange (437M). Aunque no fue todo íntegro en la banda de 800 Mhz, también se hicieron con lotes superiores. Como Yoigo.

Retomando las palabras de Spenger sobre el “trato de favor”, y el guiño del ministro a que la competencia sea entre cuatro operadores, todo dependerá de la tipología de licitación que haya. Es decir, si es por concurso, subasta o adjudicación. Incluso, también dependerá del spectrum cap (límite de espectro) que ponga el Ministerio sobre las frecuencias subastas y que puedan ser otorgadas a los operadores. Pero esto, incluso, a lo que ya tuvo acceso Yoigo en la banda de 900 Mhz, tendría un coste superior a los 100 millones. En 2011, por 5 Mhz de frecuencia, tendría que haber pagado 169 millones de euros, y no quiso.

El problema para MásMóvil es que existiera una subasta pura. Ahí tendría todas las de perder. Por ese motivo será importante que se eleve el límite de espectro disponible por operador para que Movistar no pueda acceder a más y, de esta manera, los amarillos entren en una subasta menos dura.

No obstante, si de verdad el ministro quiere cuatro operadores con buen 5G, debe saber que si lleva a cabo esta subasta un tanto dirigida puede obtener menos ingresos. Por el momento habrá que esperar a lo que decida el Ministerio, aunque las opciones para ejecutar lo que tanto le gusta a Álvaro Nadal no son muchas.