El smartphone se ha convertido en una herramienta vital para el día a día de muchos usuarios, por lo que cada vez se exigen tarifas móviles con más minutos y megas.

Ahora bien, a sabiendas de que las principales operadoras del país están en plena subida de precios, ¿harán lo mismo con las propuestas móviles? Desde el comparador HelpMyCash.com explican la situación actual.

Las grandes se apoyan en sus segundas marcas

En los últimos meses de 2016 varios operadores móviles virtuales (OMV) se han acercado vertiginosamente a las propuestas de las grandes. Es decir, han añadido a sus catálogos las llamadas ilimitadas y los bonos de datos que llegan a los 10 GB. Con estas mejoras las grandes han empezado 2017 contra las cuerdas, ya que los elevados precios de sus tarifas móviles han provocado que los consumidores más ahorradores se hayan buscado un plan similar en una OMV.

Ante esta situación, las grandes compañías han sacado la artillería a través de sus segundas marcas. Así, por ejemplo, Vodafone añadió en enero llamadas ilimitadas y 8 GB por 26 euros en Lowi. Misma idea han tenido para Tuenti (low cost de Movistar), en la que han actualizado su escaparate para añadir bonos con llamadas ilimitadas y hasta 7 GB por 25 euros mensuales.

La última en comercializar sus nuevas propuestas será Amena, que en marzo estrenará su nueva tarifa ilimitada con 8 GB por 24,95 euros al mes. En definitiva, las segundas marcas de las grandes ya tienen un plan para contrarrestar las tarifas de las virtuales.

Movistar fuerza a sus rivales a bajar precios

Teniendo en cuenta el número de personas que siguen prefiriendo contratar los servicios con las compañías de “toda la vida”, éstas siguen teniendo un problema. Y es que solo hay que echar un vistazo rápido para detectar que sus precios son hasta un 50% más elevados.

Obviamente, las grandes pueden presumir de incluir otros servicios, como la televisión en el móvil o el roaming gratuito. Pero ¿compensa pagar el doble por esto? Desde Movistar lo tienen claro y por ello han decidido mejorar sus tarifas para que se ajusten al consumidor actual. De esta forma, por ejemplo, su tarifa Vive 45 con llamadas ilimitadas y 5 GB pasará a tener 20 GB sin que incremente el precio (45 euros/mes). Aunque Vodafone también ha hecho un esfuerzo esta última semana para tener unos precios móviles más competitivos.

En definitiva, la actualización de Movistar no debería pasar inadvertida para el resto de las grandes compañías y en marzo se podría ver una mejora en los servicios ofrecidos. Y es que por mucho que los consumidores prefieran una bajada de precios, lo más probable es que las telecos apuesten por un aumento de los bonos de internet. Pese a ello, será un buen momento para darle un empujón al mercado.