El BCE sigue aplicando políticas expansivas para reactivar la zona euro, los tipos permanecen inmóviles clavados en el 0% y el euríbor se está acostumbrando al sótano de las cotizaciones negativas.

Sin embargo, en esta misma coyuntura, en la que se empujaba a los bancos españoles a guerrear por ofrecer la financiación más barata se ha abierto un cisma que ha revertido la situación: el pago de las cláusulas suelo.

[Lectura completa en DIARIO 16]