“Total, para qué”. Esta afirmación sin mucho fundamento hace posible que un buen puñado de aerolíneas se ahorren miles de millones de euros en reclamaciones al año. La poca facilidad que brindan las compañías aéreas a la hora de poner una reclamación provoca que surjan empresas que hacen negocio precisamente con este asunto. AirHelp es una de ellas.

Pese a que ya existen diversas aplicaciones y plataformas que llevan a cabo este tipo de acciones, AirHelp cree que ellos aportan algunos matices diferentes. Según cuenta a SABEMOS su directora de Marketing, Carol Ortega, el hecho de que traten casos por toda Europa y Estados Unidos les “permite tramitar los casos en la jurisdicción más adecuada y con más posibilidades de éxito”.

¿Pero qué hace exactamente AirHelp? Desde que llegó en 2013 a España, esta empresa, a través de una aplicación móvil, permite a los usuarios y empresas reclamar a las aerolíneas compensaciones económicas en menos de 5 minutos, sin necesidad de esperar colas ni aguardar a que les atiendan en un mostrador. Además, AirHelp ha desarrollado un servicio por el que el afectado suscrito recibe el dinero del retraso o cancelación de forma inmediata sin esperar a que se resuelva el caso.

Desde la compañía, por ahora, no hacen público el número de reclamaciones que han llevado a cabo, ni la cartera de usuarios que tienen. Aunque aseguran que su modelo de negocio va dando resultados. En concreto, AirHelp obtiene un 25% de comisión por cada caso que ganan para sus clientes. Y si no lo consiguen, al usuario no se le cobra nada. Como sucede en este tipo de negocios por comisión, lo importante es el volumen, así lo asegura Carol Ortega, que sostiene que lo fundamental para ellos ahora mismo es tener el mayor número posible de usuarios.

¿Dónde se fundamenta el negocio de AirHelp?

La pregunta es si este nicho de mercado puede generar negocio. La respuesta está en los datos. Dos millones de españoles tendrían derecho a recibir una compensación por incidencias registradas en sus vuelos, según AirHelp, que cifra en 900 millones de euros lo que las aerolíneas dejan de pagar aproximadamente cada año.

En España, unos 200 millones de pasajeros viajan desde y hasta nuestro país cada año, de los cuales un 1%, es decir unos 2 millones, podrían tener derecho a recibir una compensación por vuelos afectados. Según los datos que maneja la empresa, al día casi 5.500 pasajeros en España podrían reclamar una compensación, pero menos de un 2% llegan a reclamar, a pesar de que los usuarios tienen un plazo de hasta diez años para realizar estar reclamaciones.

Sobre las facilidades o no que ponen las aerolíneas para reclamar, Carol Ortega asegura que “las compañías intentan hacer el proceso de reclamación lo más complicado y largo posible con el fin de que un usuario individual acabe abandonando la reclamación”. No obstante, rompe una curiosa lanza a su favor: “Podemos decir sin embargo, que tenemos también muy buena colaboración con algunas aerolíneas que intentan mejorar su servicio de reclamaciones”.

La aplicación está disponible en plataforma web, iOS y Android. Las indemnizaciones que cubren desde AirHelp serán desde los 250€ hasta los 600€.