El Ministerio de Economía, Industria y Competitividad ha sacado a consulta pública un anteproyecto de una nueva normativa europea que reconocerá unos derechos básicos de los usuarios de la banca.

Para ello, regulará las comisiones bancarias, garantizando más transparencia en la información, eliminará dificultades para el traslado de cuentas y garantizará el acceso a una cuenta básica a todos los ciudadanos.

Según el texto, el objetivo principal será “favorecer la prestación universal de los servicios de pago en la Unión”. Desde el comparador HelpMyCash.com nos explican en qué consiste este anteproyecto de ley y qué efectos tendría para los consumidores.

Derecho al acceso a una cuenta básica

Hasta ahora, la normativa europea no garantizaba el derecho a acceder a una cuenta bancaria y se limitaba a recomendar a los bancos que garantizasen a todos los ciudadanos el acceso a una cuenta corriente básica. Sin embargo, la nueva regulación reconoce que esto no ha sido suficiente y que hay que tomar medidas para mejorar e impulsar el mercado interior del sector minorista.

Por ello, las entidades de crédito deberán garantizar que todos los residentes de la Unión Europea tengan acceso a una cuenta y que esta permita realizar las operaciones más básicas, comoretirar efectivo o realizar transferencias.

Además, también se especifica que, si se trata de una cuenta con comisiones, estas deberán ser razonables, es decir, que su coste no se encuentre muy por encima de los precios que habitualmente aplica el banco en concreto.

Información más transparente sobre las comisiones

Las comisiones bancarias siempre han sido un tema polémico. Cada entidad bancaria tiene la libertad de establecer las que quiera por los servicios prestados, salvo en contadas excepciones. Además, se marcan unos requisitos básicos de transparencia e información que las entidades tienen que proporcionar a sus clientes.

Sin embargo, la nueva norma reconoce que aún existe una clara falta de información sobre las comisiones, lo que, en ocasiones, desmotiva la movilidad del dinero de los consumidores. Por ello, considera fundamental que los clientes puedan comprender cuáles son los costes que se les aplicará por los productos que han contratado. De esta forma, tendrán más facilidades para comparar productos entre diferentes entidades bancarias.

Una de las medidas que se adoptarán será crear una lista común con todos los servicios de pago, que podría ser en formato comparador web. De esta manera, se proporcionaría a los consumidores la información necesaria para elegir el producto que más les convenga.

Más facilidad para el traslado cuentas

Por último, otra de las operaciones que pretende regular la nueva normativa europea es el traslado de cuentas dentro del espacio económico europeo. Hasta ahora, sólo se tenía en cuenta el tránsito de operaciones dentro de un mismo Estado y no el transfronterizo.

Como el objetivo será eliminar las barreras a la movilidad financiera, la ley reduciría los posibles problemas que actualmente podemos encontrarnos a la hora de realizar estas transacciones, garantizando el derecho a poder realizar todo tipo de transferencias o adeudos dentro de la Unión Europea.