Si hay un target complicado para las empresas son los veinteañeros. Tienen poco dinero, son infieles con las marcas y siempre quieren más. Por eso, Movistar asume que tiene poco que hacer y utilizará su marca de operador virtual (OMV) Tuenti para que conecte con ese tipo de público.

En realidad, poca gente sabe que Tuenti, así como Lowi, Amena o Simyo, pertenecen a los denominados operadores con red como Movistar, Vodafone y Orange, respectivamente. Esa es la baza que pretenden buscar desde Tuenti que ha renovado sus tarifas con el objetivo de aumentar su cartera de clientes. No será sencillo, puesto que el nicho only mobile cada vez está más disputado, sobre todo porque MásMóvil también quiere jugar sus cartas.

En este contexto, el director de Tuenti en España, Pablo Ledesma, que en estos momentos tiene 255.000 clientes en cartera, ha presentado el nuevo ramillete de tarifas con las que pretenden competir de igual a igual con las demás filiales OMV. La consigna, desde el inicio, ha sido muy clara: “estos son tarifas para jóvenes, hechas por gente joven y con la atención al cliente por parte de jóvenes en un entorno totalmente digital”. Durante un encuentro con la prensa, la palabra “joven” ha sido la más repetida en cualquier contexto. Eso incluye, cómo no, el propio nombre de las tarifas.

‘LOL’ (Laugh out loud!), con un precios de 6 euros al mes incluye 1 GB. ‘OMG’ (Oh my God!), con 4 GB de navegación por 14 euros mensuales. Y ‘WTF’ (What the fuck?), que ofrece 7 GB por 21 euros al mes. Las tres tienen un coste de llamada de 0 cts/min (+ 20 cts. establecimiento).

Todas las tarifas están bajo la cobertura de Movistar y tienen 4G. Además, ofrecen diversas combinaciones de bonos con minutos de llamadas o, incluso, también con ilimitadas. La combinación más cara y con más servicios sería la ‘WTF’ con 7 GB y llamadas ilimitadas por 25 euros. [Tarifas completas]

Movistar quiere los jóvenes de Tuenti

Los tres grandes operadores andan en las guerras de la convergencia, el todo en uno y la televisión. Pero se han dado cuenta de que perder a los clientes que solo quieren una tarifa móvil para navegar es estúpido. Sobre todo porque cada vez se quieren más servicios, y eso significa también cobrar más. Por lo tanto, no es una guerra perdida de gente con SIM de prepago que mete 5 euros al mes. Ahora puede haber tarifas de más de 20 euros al mes (más bonos), que siempre serán más de 200 €/año.

Pero Tuenti parece haberse quedado a medio camino. Realmente Movistar no ha entrado en la pelea total, ni con los pocos OMVs puros que quedan, ni con las filiales low cost de sus competidores.

La comparación, por ejemplo, con su tarifa de más servicios, ha quedado prácticamente a la par que la competencia.

También hay que tener en cuenta que ahora mismo la tendencia es poder combinar bonos de minutos y datos, por lo que no se puede concluir de manera tajante que una tarifa es mejor que otra en la relación calidad-precio.

¿Pocos datos de máximo?

Las primeras dudas que han surgido tiene que ver con el hecho de que haya un tope de 7 GB de datos móviles para navegar. ¿Puede ser poco? Realmente el consumo medio ahora mismo está por debajo de esta cifra. Y aunque la tendencia sea al alza, la realidad del mercado es otra.

Además, quien necesita más datos es porque suele tener servicios de video asociados, tipo HBO o Netflix, y quiere ver las series o películas por el móvil. Pero hay que recordar que Tuenti se dirige a un público joven. Gente con un poder adquisitivo limitado y que, por lo tanto, no tendrá servicios paralelos que le lleven a consumir más datos.

Bajo esta premisa, Movistar no quiere dejar atrás a Tuenti, una marca que ha sufrido mucho con su reconversión de red social a operador móvil y que, de forma muy lenta, sigue ganando su personalidad.