Al inicio de 2017 el gestor aeroportuario Aena tenía dos frentes abiertos de máxima envergadura. El primero de ellos tenía que ver con la aprobación del DORA para gestionar la posible subida de tasas aéreas que, finalmente, se ha llevado a cabo. La otra cuestión, igual de importante, tiene que ver con la privatización total de la compañía, algo que sigue en el aire.

Por el momento el Estado controla Aena. Conserva un 51% de la compañía. Además, como se ha podido comprobar, mediante la regulación y gestión de las tasas, por ejemplo, siempre tendrá un gran control del gestor. Por lo tanto, todo apunta a que es la hora de seguir vendiendo la empresa pública y, así, hacer caja.

En este contexto a algunos le están entrando las prisas. Según fuentes de toda solvencia que presenta el diario ‘Cinco Días’, el fondo británico TCI, el segundo máximo accionista de Anea tras el propio Gobierno español, estaría presionando a PSOE y Ciudadanos para que se posicione con el Partido Popular de cara a una privatización total del gestor.

Tiene sentido porque dicha privatización necesita de una modificación en el ‘Real Decreto-ley 13/2010, de 3 de diciembre, de actuaciones en el ámbito fiscal, laboral y liberalizadoras para fomentar la inversión y la creación de empleo’ que, a su vez, ajusta sus actuaciones a la ‘Ley 33/2003, de 3 de noviembre, del Patrimonio de las Administraciones Públicas’.

Según dicta el RD:

” (…) la totalidad del capital social de «Aena Aeropuertos S.A.» corresponderá a la entidad pública empresarial «Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea» (AENA), la cual conservará en todo caso la mayoría de dicho capital, pudiendo enajenar el resto de conformidad con lo establecido en la Ley de Patrimonio de las Administraciones Públicas”.

Por lo tanto, se necesita de una mayoría parlamentaria para dar el visto bueno a la venta total de Aena, algo en lo que TCI parece tener bastante interés, sobre todo teniendo en cuenta que ha sido muy reactivo a la bajada de tasas. Quizá, entienda que mientras el gestor esté en manos públicas será difícil tomar decisiones que no sean siempre de corte político.

Y Aena cumple años en Bolsa

En medio de la bajada de tasas y la posible privatización, Aena cumple años en Bolsa. En su segundo aniversario en el parqué (este pasado sábado), la compañía ha elevado el valor de sus acciones un 131,5%, colocando el precio de los títulos en 134,25 euros desde los 58 euros a los que debutó.

“En sólo dos años, Aena se ha consolidado como un valor fiable, seguro y rentable tanto para los gestores como para los accionistas por su sólida cuenta de resultados”, ha explicado a Europa Press el analista de XTB Alejandro Núñez.

La compañía, que presentará sus cuentas correspondientes al ejercicio 2016 el próximo 22 de febrero, cerró 2015 con un beneficio de 833,5 millones de euros y unos ingresos de 3.518 millones de euros, unas cifras que seguramente batirá.

Los analistas consultados por Europa Press auguran que el gestor de la red de aeropuertos españoles presentará un beneficio neto superior a los 1.000 millones de euros y unos ingresos próximos a los 3.800 millones de euros.