Francia, con 106 nuevos hoteles; y España con 64, son los destinos en que el consorcio de hoteles independiente, Hotusa Hotels, más ha crecido en los últimos tiempos. Pese a todo, el contexto para la compañía está marcado por la presión sindical ante lo que consideran malas prácticas laborales.

En un comunicado oficial, Hotusa Hotels ha señalado que durante el pasado ejercicio incrementó su portafolio con 444 nuevos establecimientos asociados a su red, de los cuales 380 fuera de España.

Con  estas incorporaciones, el consorcio de hoteles independientes de  Grupo Hotusa refuerza la expansión  internacional de su red y su posicionamiento como uno de los principales consorcios hoteleros del mundo, según acredita la revista estadounidense ‘Hotels’.

Solo en el último trimestre del año, la compañía incorporó un total de 139 establecimientos, de los cuales 21 han sido en España, y el resto en destinos internacionales de primer orden. Destaca así el crecimiento experimentado en el último tramo de 2016 en Francia (20 nuevos hoteles), Alemania  (16), Italia (10) y México (10).

En la actualidad, Hotusa Hotels cuenta con más de  2.700 establecimientos asociados en  27 destinos europeos, 17 países americanos, 4 asiáticos y 4 africanos. Pero toda esta euforia contrasta con los problemas laborales que los distintos sindicatos le están echando en cara al consorcio.

Hotusa frente a los sindicatos

El último enfrentamiento, que se hizo visible en forma de protestas públicas en la calle, tuvo lugar hace unas semanas. Los sindicatos CCOO y UGT convocaron concentraciones frente a los hoteles propiedad del Grupo Hotusa para protestar por las prácticas laborales de la empresa y para denunciar la represión sindical que, según la versión de estas organizaciones, se está produciendo en los diferentes establecimientos.

Por su parte, Hotusa niega rotundamente las acusaciones de los sindicatos sobre que en sus hoteles haya ningún tipo de represión sindical ni que se impongan condiciones laborales precarias.

Como todo el sector turístico, el Grupo Hotusa obtuvo unos resultados de explotación excelentes el pasado año. A juicio de los sindicatos estos resultados son la consecuencia de una política de vulneración y represión de los derechos laborales.

Uno de los aspectos denunciados por los sindicatos con respecto a esa vulneración de los derechos laborales, y de lo establecido por la ley, es lo ocurrido con la subrogación de trabajadores en la adquisición de nuevos establecimientos hoteleros. Según las fuerzas sindicales Grupo Hotusa se niega a asumir lo establecido en el artículo 44 del Estatuto de los Trabajadores en lo referente a hacerse cargo de las condiciones laborales de los trabajadores de los hoteles adquiridos.

De este modo, parece que Hotusa seguirá su crecimiento, pero los sindicatos cada vez presionan más por estas prácticas. Será un año marcado por ambas cuestiones: crecimiento y sindicatos.