Hace unos días se conoció que las tasas aéreas tendrán una rebaja del 11%, aplicada en los próximos cinco años (2,2% cada uno), y, por tanto, los agentes turísticos -sobre todo aerolíneas- tendrán que pagar menos por usar los aeropuertos de Aena. Aunque esta bajada por parte del Ministerio de Fomento parecía venir con una letra pequeña.

La encerrona ha llegado este martes cuando el ministro Iñigo de la Serna se ha reunido con los directivos de las principales aerolíneas que operan en España. Desde el Ministerio han instado a las compañías aéreas a que repercutan en el precio del billete el descenso de las tasas.

El motivo que esgrimen es que “el usuario finalmente sea el beneficiario” de esta medida, contemplada en el Documento de Regulación Aeroportuaria (DORA) y que entrará en vigor el 1 de marzo, con la que se busca “mejorar la competitividad del sector”.

Entre los alegatos de De la Serna, el principal es que el esfuerzo que se ha hecho para bajar las tasas debe gestionarse “entre todos”. En su discurso, ha insistido en que “tiene que haber un ejercicio de corresponsabilidad de los reguladores, el Gobierno de España, Aena -como gestor aeroportuario- y las compañías aéreas”.

No obstante, la aventura del ministro tiene un recorrido vigilado. Él mismo ha insistido en que no tienen capacidad legal para pedir de facto una bajada de precios. No obstante, se les ha solicitado a las aerolíneas que repercutan ese descenso de las tasas en el precio del billete. Contradictorio, pero cierto.

Sobre la capacidad legal del Gobierno

Según ha rescatado el diario ‘El Independiente’ de la cuenta de Twitter de la Subdirección de Estudios de la CNMC, dependiente directamente del Departamento de Promoción de la Competencia del organismo, el primer tirón de orejas ya ha llegado por esta actitud del ministro.

Le recuerdan de forma muy tajante que “reunirse con las aerolíneas para coordinar sus precios podría llegar a constituir una infracción de la normativa de competencia“. Además, lanza un recado sobre la gestión aeroportuaria del país: “El Ministerio de Fomento debe permitir la competencia entre aeropuertos, reformando el sistema actual, basado en el monopolio de Aena”.

Bajada precios… casi segura

Sea como sea, presionados o no, algunas aerolíneas ya han dejado clara su postura. Es el caso de Air Europa, que a través del presidente de Globalia, su matriz, han confirmado que la bajada de tasas “repercutirá sin duda” en el precio de los billetes de su compañía.

Air Europa se suma así a la política que en este sentido ya adelantó la aerolínea de bajo coste Ryanair, pues también confirmó una bajada del precio de sus billetes gracias al menor coste de las tasas aeroportuarias en España.

El responsable de Globalia, Juan José Hidalgo, ha señalado tras la reunión que “también” el resto de compañías “va a bajar” el precio de sus billetes, “todas por el mismo hecho” del descenso de las tasas fijas, ha agregado. Hidalgo ha apuntado que el ministro les ha informado de que, incluso, el Gobierno “puede volver a estudiar otra nueva bajada de las tasas”, lo que dependerá del volumen de tráfico aéreo.