Como era de esperar, la patronal de autobuses Confebus ha decidido recurrir de manera oficial la sentencia desfavorable en su demanda contra Blablacar.

En un comunicado oficial, Confebus vuelve a poner en contexto toda la situación que remonta a mayo de 2015, donde presentó una demanda ante el Juzgado de lo Mercantil contra la plataforma para compartir vehículo privado compartiendo gastos.

Se basaba, según su criterio, en que su actividad es ilegal y constituye un caso de competencia desleal. Se incumplen, según la patronal, diversos artículos de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestre (LOTT), como la intermediación en el mercado de transporte sin la correspondiente licencia o autorización, dado que recomiendan precios, gestionan el cobro del servicio mediante tarjeta de crédito, cargan el 10% de comisión por la intermediación…

Todos estos argumentos son los que han sido desestimados en la causa legal, aunque la patronal sigue mostrando su disconformidad como muestran con este recurso.

Los datos que aporta -de nuevo- Confebus es que estos hechos están perjudicando gravemente a un sector que genera más de 80.000 empleos directos, mueve 1.750 millones de viajeros al año (dos de cada tres viajes en transporte público se realizan en autobús), une regularmente más de 8.000 poblaciones y contribuye a la Hacienda Pública con 942 millones de euris.

Confebus a la contra

Después de que el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Madrid ha desestimado íntegramente la demanda por competencia desleal, y habiendo sido muy claro el magistrado Andrés Sánchez Magro, Confebus ha tenido que pasar a la contra. Así, aunque respeta la decisión tomada por el juez, ha decidido recurrir la sentencia de manera oficial.

En el comunicado en su portal web, expone los detalles sobre la que ha sido su lucha durante los últimos meses pero que, ahora parece tener en contra.

Imagen | ‘Nacho