A lo largo de esta semana, las entidades han presentado los resultados del ejercicio 2016. En general, los grandes bancos españoles, con BBVA a la cabeza, han cerrado el año satisfechos con unos resultados positivos.

Sin embargo, tal ya como pronosticaban los expertos, la excepción ha sido la de Popular, el último banco en presentar su informe. La entidad registró en 2016 unas pérdidas récord de 3.485 millones de euros.

Teniendo en cuenta esta cifra, los 6 grandes bancos españoles (Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia, Popular y Sabadell) redujeron su beneficio en un 22,3% respecto a los resultados de 2016. A pesar de ello, si no se tuviesen en cuenta las pérdidas de Popular, la gran banca española hubiera registrado unos beneficios de 12.240 millones euros, 965 millones más que en 2015.

Entre todos los resultados, la entidad que más aumentó su patrimonio fue BBVA que, con un beneficio neto de 3.475 millones de euros, cerró 2016 con un 31,5% más que el año anterior.

Por otro lado, desde el comparador HelpMyCash.com destacan el crecimiento de Bankinter, que, a pesar de no ser uno de los seis más grandes de España, sí que es uno de los bancos más solventes de nuestro país. En 2016 ganó 490 millones de euros, lo que representa un 30% más que en 2015.

Aumento de las comisiones, pero no suficiente

Los bancos buscan la fórmula para aumentar las comisiones sin perder clientes, como por ejemplo ha hecho el Santander con el aumento de la comisión por el uso de la tarjeta asociada a la Cuenta 1|2|3. De hecho, esta entidad aumentó en 2016 los ingresos por comisiones un 5,50% solo en España, frente el 1,50% si se tiene en cuenta el negocio que tiene en todo el mundo. También Sabadell y Bankinter las aumentaron un 6% durante 2016.

Sin embargo, el aumento de las comisiones suele ser lo que más enerva a los clientes, reacios a pagar por los servicios básicos como. Por ejemplo, la tenencia de una cuenta corriente o el mantenimiento de una tarjeta. En este sentido desde el comparador HelpMyCash.com, que actualmente está llevando a cabo una encuesta para saber qué opinan los españoles de su banco y qué les gustaría que cambiase (los participantes en la encuesta entrarán en el sorteo de tres packs de experiencias), apuntan que hoy por hoy continúan existiendo cuentas totalmente gratuitas, a pesar de que algunos bancos ya hayan movido ficha para mejorar su rentabilidad y sus ingresos a golpe de comisiones, como el ya citado Santander o Triodos.

Las presiones del BCE para que revisen sus modelos de negocio no han servido para que la banca española iguale los ingresos por comisiones con los del resto de países de la UE  (un 23% frente a un 28 % de la UE).

Una de las entidades que menos ha ingresado por cobro de comisiones fue Bankia, con una caída del 12%. La entidad parece estar siguiendo una política de cero comisiones, ya que las eliminó de muchos de sus productos con la intención de captar nuevos clientes.

El impacto de las cláusulas suelo obliga a realizar provisiones extra

A pesar de que, en general, todos los bancos pueden sentirse orgullosos de sus resultados, los beneficios de 2016 no han sido superiores por dos motivos que la mayoría comparten: la sentencia de las cláusulas suelo, que ha obligado a provisionar millones de euros para devolver las cantidades pagadas de más a sus clientes; y el valor del euríbor, que, tras sumar un año en negativo, ha provocado un descenso en el margen de los intereses de los préstamos hipotecarios.

Uno de los bancos que más provisiones ha realizado ha sido BBVA. De hecho, las de 2016 han sido un 52,30% superiores que las del mismo ejercicio del año anterior. En el caso de Popular, en 2016 destinaron 5.692 millones de euros a realizar provisiones para hacer frente a las cláusulas suelo.

Por otro lado, también hay que destacar que, a pesar de las cantidades que han tenido que provisionar, la mayoría de los bancos han disminuido el porcentaje que han destinado a ellas. La razón es que a pesar de que tienen que devolver grandes cantidades por las cláusulas suelo, ya tienen el grueso de la morosidad e inmuebles saneado, como es el caso de Banco Santander, que lo ha reducido, solo en España, un 41% o CaixaBank, que las ha rebajado un 57% respecto 2015.