La necesidad obliga. Por eso, Bankia ha sido una de las entidades que ha tenido que dar la cara de manera directa en las devolución de las cláusulas suelo. La participación del Estado en el banco provoca que deba ponerse como ejemplo. Pero eso acarrea, también, que las asociaciones de consumidores dispongan toda su maquinaria para controlar si cumple con lo prometido.

La sorpresa surgió este lunes. Aprovechando la presentación de resultados, Bankia anunció la puesta en marcha de un procedimiento exprés en sus oficinas para que los consumidores que hayan tenido un préstamo hipotecario con cláusula suelo puedan solicitar el reembolso de las cantidades abonadas por su aplicación. El procedimiento, según la compañía, ofrece una operativa transparente, sencilla y gratuita para analizar si corresponde devolver el importe pagado de más. Bankia retiró estas cláusulas de sus préstamos a particulares en septiembre de 2015.

La entidad enviará en los próximos días una comunicación en la que se informará de la apertura del proceso. Para acogerse al procedimiento, los clientes solo deben acudir a su oficina de Bankia. Allí dispondrán de una plantilla de solicitud de la restitución de las cantidades cobradas de más. Pero todo esto se examinará bajo lupa.

Bankia no puede fallar

Tras conocerse la noticia, las organizaciones de consumidores no quieren que esto sea un brindis al tibio sol invernal. Una de las más activas, como siempre, ha sido Facua. La asociación ya ha advertido de que estará vigilante para comprobar si Bankia devuelve la totalidad del dinero a los usuarios que reclamen el reembolso de las cantidades abonadas para la aplicación de los préstamos hipotecarios con cláusula suelo más los intereses legales.

La asociación, asimismo, ha criticado en un comunicado que Bankia no envíe comunicaciones a todos los clientes que tengan o hayan tenido cláusula suelo en la que les aclare el dinero que debe reembolsarles.

Facua recuerda a los consumidores que también tienen derecho a reclamar las cantidades cobradas en concepto de gastos de formalización de sus hipotecas. Ha advertido de que si Bankia se limita a devolver lo defraudado con la cláusula suelo, acudirá a los tribunales en representación de sus asociados para exigir los gastos impuestos a los hipotecados en concepto de tasación, notaría, gestoría e impuestos, más sus intereses legales y las costas judiciales.

Doble responsabilidad

Desde Adicae creen que la decisión de Bankia, aunque como entidad participada mayoritariamente por el Estado tiene la obligación de mostrar el camino de solución al resto de bancos, pone en evidencia a las entidades “empecinadas” en seguir cobrando la cláusula suelo cada mes y en no reconocer la nulidad de sus cláusulas y el resarcimiento íntegro a los hipotecados, obstaculizando la devolución extrajudicial, como hacen Sabadell, Popular, Liberbank, Ibercaja, etc., a las que seguirán presionando los Comités de Afectados de la organización.

El presidente de Bankia, Jose Ignacio Goirigolzarri, que ha avanzado que dará un tratamiento diferente a algunos casos, tiene la oportunidad de aplicar de una vez una verdadera solución extrajudicial de carácter universal y no discriminatorio, según Adicae. Así podrá evitar repetir los errores del mal llamado arbitraje de las preferentes y la salida a bolsa, procesos de los que excluyó a cientos de miles de afectados.

Todo este proceso será analizado por el Observatorio de seguimiento y control de la devolución de la cláusula suelo de Adicae, que examinará la propuesta de los bancos a los clientes de manera gratuita para todos sus socios.