El Grupo MásMóvil sigue moviendo fichas en el mercado con sus distintas marcas. Esta vez el turno ha sido para Yoigo, que estrenará tarifas convergentes (fijo + móvil + internet), aunque lo hará sin contenidos de televisión, ni propios ni ajenos. Su apuesta es el móvil y que los contenidos los elija el cliente (si quiere).

Este jueves, con gran expectación mediante, el consejero delegado de MásMóvil, Meinrad Spenger, ha presentado las nuevas tarifas de Yoigo, tanto para el segmento móvil, como su nueva apuesta por la convergencia de servicios. Desde la compañía, lógicamente, se muestran satisfechos con los precios y servicios que presentan, pero se abren las dudas sobre el tipo de usuario final al que van destinados este tipo de tarifas.

El objetivo de Yoigo es ofrecer servicios fijos, y que a su vez tengan grandes cantidades de datos para navegar por internet con el móvil. Algo muy parecido a lo que ya ocurre con MásMóvil; e, incluso, Pepephone también se ha publicado en diversos medios especializados que próximamente tendrá oferta de fibra. Pero todos ellos lo hacen sin añadir servicios de televisión de ningún tipo, salvo el operador amarillo que usa Wuaki.tv como añadido en algunas tarifas. Por lo tanto, las tres marcas del grupo se dirigen a un nicho de mercado muy similar.

Sus ofertas quedan de la siguiente manera:

Como se puede observar, los precios son bastante ajustados. Aunque hay que señalar que no tienen televisión. En este sentido, Spenger ha dejado claro que lo hacen así porque debe ser el usuario el que vea oportuno contratar algún tipo de servicio de TV o no. Como ejemplo ha explicado que BeIN Sport se puede contratar por separado. Esto supondría 10 euros más al mes. Si se quiere series, Netflix y HBO están sobre esas cifras en sus diferentes paquetes.

Es decir, al final sería casi el mismo precio que cualquiera de los otros operadores con red. ¿Entonces dónde está la diferencia? En la tarifa más cara (59 €/mes) Yoigo ofrece 25 GB de datos en el móvil. Ahí es donde reside su fortaleza frente a las demás compañías. Aunque esto ha sido otro de los focos de conflicto que ha tenido que capear el CEO de MásMóvil.

Yoigo y el uso razonable

Lo que tendría que haber sido un día tranquilo para Yoigo se terminó convirtiendo en una rueda de prensa tensa y que, más tarde, convirtió a la compañía en trending topic en Twitter. Todo a raíz del tethering (uso del móvil como router para que otros dispositivos se conecten) y las restricciones que ha puesto el operador a estas actuaciones.

Así, Spenger ha aclarado que no quiere “no fomentar cosas raras”. En concreto, ha añadido que no quieren que haya gente que contrate la tarifa Sinfín de 25 GB para dar luego servicios a líneas de otros operadores con pocos datos.

En este sentido, el director general de residencial del Grupo MásMóvil, Germán López, ha añadido que los clientes sí podrán usar el tethering en sus teléfonos móviles, pero sin hacer abusos, y ha señalado que tampoco tienen establecidos unos parámetros que definan qué es un mal uso.

Ahí es donde entroncó la polémica, porque Yoigo no ha dejado claro las condiciones de uso razonables, ni qué clientes sufrirán estas restricciones. Por ello, en la tarde el jueves intentaron poner luz a través de las redes sociales.

A la vista de las respuestas y comentarios, las dudas siguen en el aire.