Los grupos hoteleros Barceló e Iberostar creen que España va a alcanzar los 100 millones de turistas porque el mercado nacional, con más de 75 millones de visitantes en 2016, “no está saturado”, según han afirmado este jueves en el “Tercer encuentro del sector inmobiliario”, organizado por el IESE.

El consejero delegado del grupo hotelero Barceló, Raúl González, ha explicado que frente a la idea generalizada que existe sobre la saturación del sector turístico español, la ocupación hotelera realmente no ha aumentado en determinados focos turísticos, pese al máximo histórico anotado 2016.

Aunque “se dice que Barcelona está saturada“, ha afirmado, los hoteles del grupo Barceló en la ciudad condal vieron disminuido el volumen de ocupación el pasado verano, que en agosto de 2016 fue del 94,5 %, frente al 95 % del mismo mes de 2015, ha concretado. El grupo Barceló también registró un descenso de ocupación en Baleares durante el verano pasado.

Para González, es “importante” abrir un debate sobre el modelo turístico actual, que “necesita de una mayor ordenación y regulación”, en referencia a otros modelos turísticos que compiten con el tradicional sector hotelero, como la plataforma Airbnb.

El consejero delegado para Europa y Oriente Medio de Iberostar, Aurelio Vázquez, ha coincidido en señalar que los 75 millones de turistas que visitaron España en 2016 no suponen un techo para el sector, que llegará a los 100 millones de visitantes. El vicepresidente de Estrategia Corporativa de Amadeus, Alex Luzarraga, se ha pronunciado en este mismo sentido al afirmar que el el número de vuelos seguirá creciendo en los próximos años a tasas del 5 % anual.

Pese a las buenas previsiones, desde Iberostar han señalado que hay notables problemas que el sector “debe resolver”, como el volumen de ingresos por turista, que, en términos constantes, no ha crecido significativamente en los últimos años a diferencia del notable incremento en el número de turistas.

Por otra parte, ha criticado que las políticas de promoción turística de la Administración son “cuestionables”.

Vázquez ha puesto el ejemplo de cómo el Ministerio de Fomento fija las tasas aeroportuarias a través del Documento de Regulación Aeroportuaria (DORA) y que, según él, “no tiene ni el más mínimo análisis del impacto que pueden tener a nivel turístico”, “el turismo ha evitado el recate financiero de España”, ha concluido Vázquez.