La Feria Internacional de Turismo (Fitur) ha provocado que distintas compañías del sector coincidan para discutir diferentes puntos de vista para el futuro de la industria y su apuesta por la innovación. Uno de ellos protagonizó una de las jornadas de FiturTech, donde se prioriza en la tecnología como factor influyente en el turismo.

El ‘Futuro de la distribución de viajes’ fue uno de los temas protagonistas de la jornada, donde el director general de Amadeus para España y Portugal ha aclarado que actualmente, “el espectro es tan alto que es muy difícil saber contra quién se compite”.

Cuesta apuntaba que, debido a la excesiva oferta, el sector estaba experimentando un “boom de la obsesión por el cliente”. En este contexto, el director general de Logitravel, Tomeu Benassar, afirmaba que la monetización del cliente cada vez era más complicada, pero que desde la compañía apostaban por “añadir valor” para monetizarlos.

Por su parte, Benassar apostaba por un añadido o la “sofisticación del producto” para así poder captar la atención del cliente. El director de Cuentas de Expedia para Europa, Oriente Medio, África y Latinoamérica, Luis Hurtado de Mendoza, ha comentado que lo importante es que los clientes accediesen a las “experiencias de realidad”.

Se trata de no provocar en el turista un sentimiento de engaño y apostar por reflejar con mayor transparencia la oferta a sus clientes. “Todo se basa en qué puede ver el cliente a la hora de reservar y eso tiene que ser fiel al escenario” ha concluido.

El móvil, una herramienta para el turismo

En este espacio centrado en la tecnología para el turismo, los dispositivos móviles tuvieron mucha relevancia durante el encuentro. Su presencia e importancia para la sociedad ha hecho que el sector ponga los ojos en los teléfonos móviles, que se consolidan cada vez mas como la herramienta del futuro para el turismo.

“El móvil es algo primordial para nosotros, no sólo a la hora de comprar sino a la hora de ofrecer servicios”, indicó Javier Gándara, director general de EasyJet. “No queda más remedio que adaptarse a las necesidades de los consumidores”, concluía.

Expedia añadía también que un reflejo de la importancia de estos dispositivos es que “más de la mitad de las transacciones ya se hacen a través del móvil, así que la aplicación es un objetivo prioritario”.

Y es que como apuntaba Hurtado, las aplicaciones móviles son la apuesta clara del sector turístico. Ofrecer un servicio optimo a través de ellas resulta clave para el negocio ya no por el servicio que se ofrece al cliente, sino que, tal y como apunta el CEO de Petit Palace Hoteles, Alfonso Castellanos,“por primera vez en la historia existe un dispositivo que acompaña todo el rato a los clientes. Tenemos una oportunidad magnífica de alargar la experiencia de compra”.