Los fabricantes tecnológicos tienen encendidas las luces de alarma. El mercado de la electrónica de consumo no crece al ritmo de años anteriores. Productos como los ordenadores portátiles están en niveles de venta muy bajos. Ni siquiera los móviles aguantan. Ante esta situación, la compañía de origen chino Lenovo asume que hay que ofrecer algo nuevo para que los consumidores se interesen.

Durante 2016 el consumo de productos tecnológicos en España creció de manera plana. Esto significó apenas un aumento del 1% en el número de unidades vendidas, y, prácticamente, el mismo crecimiento que el ejercicio anterior en cuanto a ingresos. Así, parece claro que se deben aportar nuevas ideas para cambiar esta dinámica.

El director de consumo de Lenovo en España, Francisco García, cuenta a SABEMOS algunas de esas recetas para dar la vuelta a la situación. En primer lugar asume la realidad: “En 2017 el mercado seguirá con la misma tendencia”. Curiosamente, el tono de su voz no denota preocupación. Todo parece estar controlado, encintado bajo un plan que irán desarrollando poco a poco.

“El portátil tradicional está decreciendo, esa es una realidad. Pero en cambio, los convertibles y los dos en uno, son un producto que cada vez se consume más. La clave está ahí, ofrecer productos nuevos que el mercado ahora no tenía”. Estos convertibles de los que habla el directivo de Lenovo son equipos híbridos que mezclan las prestaciones de un PC portátil y una tablet, puesto que puede utilizarse de manera táctil y, en algunos modelos, con la pantalla separada.

Francisco García ofrece algunas pistas. Se deben mejorar las pantallas, sobre todo en cuanto a calidad en la imagen. También asegura que el almacenamiento debe ser mejorable. Y todo eso concluye bajo una afirmación muy rotunda: “Hay que dar un motivo a los consumidores para comprar nuevos productos“.

La competencia no aguanta el ritmo de Lenovo

Entrar en una gran superficie para comprar un ordenador portátil, y que apenas haya un par de marcas. Esa es una realidad en estos momentos. Con algunos fabricantes tradicionales como Samsung o Toshiba fuera de los lineales de consumo, Lenovo ha sacado -además- toda su artillería.

Con una media sonrisa, Francisco García reconoce que es muy positivo que apenas haya competencia. No obstante, la situación tiene explicación.

Por un lado, reconoce que el mercado de PC se basa en la escala, y, en ese caso concreto, Lenovo es uno de los líderes a nivel mundial. Eso les otorga ventajas financieras a nivel de compra de componentes y de cadena de suministro. De ahí que sus precios puedan ser muy ajustados con respecto a la competencia que ahora mismo queda.

Por otra parte, añade que en estos momentos tienen una oferta muy variada de productos para toda clase de exigencias, y eso también provoca que sus rivales lo tengan más difícil para competir de tú a tú.

Qué hacer diferente

Pero qué está haciendo Lenovo diferente para que ahora mismo, prácticamente, sean de las pocas firmas que resisten en el mercado en varios segmentos. García explica que una de sus apuesta están siendo los convertibles. Además, sugiere que ahora mismo pueden ser útiles tanto para uso personal como profesional, de ahí el interés que están despertando en muchos consumidores.

Y no solo eso. Los productos de gaming para quienes son amantes de los videojuegos desde el ordenador, también están encontrando en la firma china una variedad de productos significativa. Incluso, están poniendo a la venta complementos exclusivos para este tipo de cliente.

Las rebajas también ayuda

En todo este contexto, hay otro factor que también ayuda. Los fabricantes están llevando a cabo interminables periodos de ofertas. Esto, una vez que se coge el truco, es un potente reclamo a la hora de vender.

El directivo de Lenovo explica que ahora hay que segmentar los productos que se ofrecen en las diferentes promociones. Así, durante el Black Friday de noviembre ponen en el mercado stock que viene desde la campaña de vuelta al cole. Mientras, en Navidad, suelen sacar su músculo tecnológico. En concreto, productos que presentan en la IFA de Berlín.

Asume que los comportamientos en la compra han cambiado, pero que en su compañía están modificando las estrategias para saber cómo actuar durante esos casi tres meses que hay de promociones.