Ser una empresa tradicional y afrontar los nuevos retos tecnológicos que vive el turismo no es fácil. A veces, adaptarse no es suficiente y ciertos negocios como las agencias de viajes se ven adelantadas por plataformas de reservas como Booking, que ya han nacido en el mundo online. Y aunque no es fácil aguantar su crecimiento, las agencias resisten la tormenta digital y han conseguido sumar 3.300 empleos en 2016.

Con la Feria Internacional de Turismo (Fitur) recién terminada, el sector ha apreciado una vez más la presencia de las nuevas formas de negocio que han encontrado su sitio. Compañías como Booking, presente en la feria, y sus constantes crecimientos, han hecho que las empresas turísticas cambien de estrategia.

Incluso, la creciente economía colaborativa, de la que ya es un referente el gigante Airbnb, también ha sido una de las protagonistas del gran encuentro sectorial. Tanto, que lo ha sido incluso sin participar. Un claro reflejo de lo presente que tiene el sector este nuevo sistema de negocio y su correspondiente competencia.

Las agencias de viaje resisten con más empleo

Pero ante un sector que parece estar cada vez más cerca de las oportunidades que ofrecen estas compañías, las agencias de viajes se resisten a desaparecer. Una de las ramas más castigadas con la nueva ola de plataformas y OTAs, y que parecía estar condenada al olvido, vuelve a resurgir.

Según los datos publicados por el Instituto de Estudios Turísticos (IET),  el sector de las agencias de viajes ha experimentado un crecimiento de 54.899 trabajadores. Lo que se traduce en 3.269 personas más que en el mismo mes del ejercicio anterior.

Además, los datos, que corresponden al mes de diciembre del pasado 2016, ya experimentan un leve aumento de empleo en el sector del 0,1% si se compara con el mes de noviembre del mismo año. El primer aumento registrado desde los meses de verano del año pasado.

Pero aunque el balance resulta positivo para el 2016, mostrando la recuperación que se viene reflejando desde el 2014, lo cierto es que las cifras ya no son lo que eran antes de la crisis. Tal y como publica Hosteltur, el 2008 se registraban cifras de 60.000 trabajadores en el sector.

Tema RelacionadoLos millennials, extraños ‘aliados’ de las agencias de viaje

¿Turismo vs. digitalización?

Ante el panorama digital que se trasmite en el sector turístico, las compañías tradicionales han redirigido sus estrategias. Y lejos de temer la presencia de Booking, Airbnb y compañía, barajan posibilidades.

Y no van mal encaminadas. Como ya contó SABEMOS, los millennials están volviendo a ser el público objetivo de las agencias de viaje. Y no es ninguna locura. Frente a plataformas de reserva y alquiler, las compañías apuestan todo a su presencia online.

Pero no solo se trata de destacar con servicios y promociones, sino de la capacidad que se tenga para comunicarse con este nuevo cliente. Más exigente que nunca al tener al alcance tanta información a través de internet y las redes sociales.