No hubo puntada sin hilo durante la presentación de los contenidos de producción propia que ha hecho Movistar para su televisión. Recado para su competencia en las series como es Netflix en la “creación propia”. Pero sin mencionar a HBO de los que necesitan Juego de Tronos. Aunque por el camino, mensaje sobre la importancia del fútbol para ser mejores.

Esa última afirmación del presidente de Telefónica España, Luis Miguel Gilpérez, directamente es un dardo para los operadores rivales, Vodafone y Orange; pero también para las plataformas de video en su conjunto, como Netflix, HBO o incluso Amazon.

Esta declaración de intenciones se ha producido este martes en Sevilla, donde el operador azul ha dado las claves sobre el futuro de sus contenidos de televisión de producción propia. Hay tres elementos clave:

14 series propias. Movistar no quiere depender de acuerdos con terceros para tener calidad en su programación dentro de Movistar+. Eso solo significa una cosa: inversión.

100 millones. La inversión anual de la compañía superará los 100 millones de euros: 70 millones de euros en series junto con cerca de 30 millones en otras producciones vinculadas al canal #0.

No solo series. “Netflix no es similar a Movistar, tenemos más de 10 veces los contenidos que tiene Netflix. Dónde está su fútbol, su baloncesto, su cine”. Declaración de Gilpérez.

Los dardos de Movistar

Durante la presentación se concretó que en 2017 se estrenará las series La Zona, Vergüenza y La Peste, que se va a convertir en la gran apuesta de la compañía este año. Además, hay una cuarta serie que todavía no se ha determinado. La intención es que lleguen a las pantallas televisivas en la segunda mitad del año.

Pese a todo, desde el operador azul se acordaron bastante de Netflix, y no por casualidad. La plataforma de streaming representa la avanzadilla de su segmento. La primera que de verdad puso sobre la mesa producción propia de gran relieve como Narcos. Por eso, Movistar quiere restar valor a su trabajo, tanto el que realiza en España, que lo tilda de anecdótico, como la propia esencia de este tipo de plataformas, a las que achaca no tener otro tipo de contenidos, como por ejemplo deportes. Además, se puso en duda de forma pública la relevancia de sus series.

Los otros dardos de Movistar son para su competencia. Y estos son de forma real. Es decir, el operador azul invierte en contenido propio, algo que -por ahora- no han hecho Vodafone y Orange. Es importante porque con ello se consigue no depender de un proveedor que puede mantener los acuerdos según le convenga, como es el caso de HBO o Netflix.

Así pues, el recado de Movistar desde Sevilla tiene múltiples direcciones. Y todo ello acompañado con directores y actores reconocidos entre el gran público. Parece que alguien se ha anotado un tanto.