Uber sigue con sus días de polémica. Tras anunciar sus servicios para empresas en España y su eterna guerra abierta con el sector del taxi, la compañía se para a echar cuentas. Y después de abrirse camino en otros nichos como los servicios para negocios, “testea” las ciudades con más oportunidad y se marca nuevos objetivos: Las empresas y el turismo español.

La economía colaborativa ya tiene claros protagonistas. En el caso de la movilidad, Uber gana la carrera de la popularidad a otras muchas empresas. Eso sí, tanto para bien como para mal. Como ya adelantó SABEMOS, la compañía estadounidense de alquiler de vehículos con coche anunció hace aproximadamente dos meses la llegada a España de su servicio para empresas de la mano de la cadena hotelera de Kike Sarasola, Room Mate.

Tema Relacionado: Uber escapa de su ‘guerra’ contra el taxi y se centra en las empresas

Un foco de negocio que abría nuevas puertas a la compañía de cara a uno de los sectores más importantes de España, el turismo. Ofreciendo a las empresas un desplazamiento más personalizado y con mayores ventajas para sus empleados. Y en el caso de Sarasola, encargado de ser el primero en utilizarlo en España, ya afirmó que, en otros países, este servicio ya funcionaba a la perfección en otros países y que era “una pena” que la capital madrileña haya tardado tanto en obtenerla.

Y es que, por ahora, en España Uber solo ofrece sus servicios en Madrid. La compañía lanzó hace unos días una web para testear posibles oportunidades en algunas de las ciudades españolas más importantes. Por lo que es posible que surjan nuevos movimientos a lo largo del año.

Renfe, interesada en Uber

Si Uber no pudo tener mejor acogida en España dentro del sector empresarial que llegando de la mano de Sarasola y Room Mate, la cosa parece que no deja de mejorar. Según datos facilitados por la compañía a este medio, Madrid “es la ciudad Uber con mayor penetración de viajes de empresa en toda Europa”.

Tal vez esta realidad haya sido la que ha llamado la atención de Renfe. La operadora ha afirmado en declaraciones publicadas por Europa Press que estaría dispuesta a nuevas alianzas con empresas como Uber. Con el fin de mejorar la movilidad del cliente en las ciudades y atraer pasajeros al tren.

Renfe, que ya ofrece estos servicios combinados con el avión y el autobús, ve en esta iniciativa una oportunidad para rejuvenecer su imagen. Sumando así este servicio junto con el hace poco estrenado servicio wifi en sus trenes Ave, la compañía estaría entrando en el entorno digital que la sociedad va demandando.

Por el momento, más de 600 compañías se han dado de alta en el servicio de Uber para empresas y alrededor de 5.000 personas han activado su perfil de negocios. De hecho, Uber afirma que entre el primer mes y el segundo con este servicio activo, estos trayectos se ha duplicado. Este tipo de usuarios estarían aportando un valor de entre el 30 y el 50% a la compañía frente a los clientes individuales.

Tema Relacionado: Los taxistas reprochan al Ayuntamiento de Madrid sus ‘favoritismos’ hacia Uber y Car2go

La eterna lucha Uber vs Taxi

Y en mitad de este camino, Uber se sigue topando con un gran enemigo, el taxi. El sector sigue insistiendo en el beneficio que el Ayuntamiento de Madrid ofree a estas empresas, además de la falta de ayudas a un gremio que realiza un servicio esencial para la capital.

La falta de regulación de las plataformas de la economía colaborativa y la polémica sobre el destino de los impuestos de Uber han hecho que hasta partidos políticos tomen conciencia de ello. Esta misma semana, varias movilizaciones por parte del sector se han visto acompañadas por una campaña lanzada por el partido morado a través de un vídeo y la ayuda de las redes sociales a grito de #StopUber.

Y en mitad de la polémica, Uber prefiere mantenerse en su nube y contar usuarios.  “Esperamos multiplicar por más de 4 el número empresas y de usuarios de perfil negocios durante los próximos 6 meses”, ha afirmado Carles Lloret, director general de Uber para el Sur de Europa.