No hay vuelta atrás. Lo analógico se utiliza cuando el entorno online no puede dar respuesta. ¿Pero eso siempre es así? Mejor dicho, ¿debe ser una constante contraposición?, por ejemplo en el ámbito empresarial. Casos como el de Tiendanimal demuestran que hay caminos de ida y vuelta en sentido contrario; o, incluso, en paralelo.

Poco a poco empieza a ser un habitual de las grandes superficies comerciales. Tiendanimal, negocio de mascotas que ahora mismo ofrece gran variedad de servicios, empezó en el entorno digital. Su tienda era online y sus preocupaciones estaban en ese ecosistema. Pero hubo un momento en que entendieron que no podían seguir creciendo sin mostrar sus activos, también, de forma así.

Así, esta empresa de origen malagueño dio el salto al canal físico. El cambio no fue sencillo. La necesidad de inversión llevó a la compañía a tener número rojos en su cuenta de resultados. Pero su CEO, Rafael Martínez-Avial, cuenta a SABEMOS que todo eso ya quedó atrás. Sobre esta cuestión, así como su futuro sobre a la dualidad de negocio, nos habla el responsable de Tiendanimal.

¿Cómo va la mezcla del negocio online con las tiendas físicas?

El plan marcha… incluso mejor de lo esperado. Seguimos creyendo que es el futuro del retail; hasta los players más exclusivamente digitales como Amazon están desembarcando en el mundo del retail físico.

¿Hay algún planteamiento para que uno de los dos canales gane peso (en marketing o comunicación)?

Nuestra filosofía no deja de ser la de intentar ofrecer los mejores productos y servicios a nuestro público independientemente de que dónde y cómo los reciba, por lo que no intentamos forzar al consumidor a compra online o en tienda física, si no que tratamos de adaptarnos a lo que quieren y les gusta dando absoluta libertad.

En ese sentido, ¿qué canal ha metido más ventas a la compañía en 2016: online o tiendas?

Cerramos 2016 con 25 tiendas pero, al haber abierto 15 de ellas durante el año, online sigue pesando algo más. Con las 20 tiendas que abriremos en 2017, la situación cambiará y retail físico tendrá más peso que el canal digital.

Se hizo público que la fuerte inversión para la apertura de tiendas llevó a Tiendanimal a perder dinero dos ejercicios de forma consecutiva. ¿Qué sucederá ante los nuevos planes para ampliar tiendas?

Ese dato no es correcto: en 2015 ya tuvimos ebitda positivo y en 2016 –cuyas cuentas estamos cerrando– tendremos un resultado operativo verdaderamente positivo. Tenemos la suerte de que el negocio online tiene una interesante rentabilidad, y de que las tiendas –debido a nuestro modelo de negocio basado en el amor a las mascotas y a tener una marca propia de elevadísima calidad– despegan muy rápidamente tanto en términos tanto de facturación como de rentabilidad.

¿Cómo van las fuentes de inversión de cara a 2017?

La inversión está 100% pertrechada no sólo de cara al presente año, sino también de cara a años venideros. Hace pocos meses cerramos una ronda de financiación de cerca de 20 millones de euros con una serie de bancos, lo que nos permite –junto con la caja que el negocio genera orgánicamente– tener garantizado el proyecto en su globalidad.

¿Hay margen para seguir creciendo?

Mucho. El sector crece per sé: el interés y pasión por el mundo de las mascotas es cada día mayor, por lo que la clave es prestar atención al consumidor y sus gustos e innovar permanentemente en consonancia con ello, tanto en productos como en servicios. En ese sentido, destacaría no sólo nuestro potente programa de adopción de mascotas, sino también los servicios de guardería, SPA, veterinaria, agility, etc., que hemos lanzado recientemente.