En los últimos años el sector finanzas ha visto como un producto nuevo se ha hecho con un papel importante en el mercado y en estas fechas de mayor consumo con las rebajas de invierno, éstos se lanzan a la caza del cliente con promociones muy agresivas.

Se trata de los créditos rápidos; mini préstamos que conceden importes inferiores los 1.200 euros, sin finalidad y que se contratan íntegramente por internet. Su éxito reside en la simplicidad con la que se tramitan y en la velocidad de concesión, puesto que ingresan el dinero en 15 minutos a la cuenta del cliente.

La situación económica que se ha vivido y el boom del mundo online han sido factores fundamentales para la brutal competencia que hay ahora mismo en el sector, donde las empresas buscan con diversas armas seducir una parte de la amplia audiencia que contrata estos créditos rápidos. Más aún en semanas como estas en las que los descuentos relucen en tiendas y escaparates.

La proliferación de estos prestamistas privados ha generado rivalidad que favorece al cliente, quien no solo tiene más alternativas a la hora de elegir sino que puede aprovechar ofertas como mini préstamos sin honorarios u ofertas en los tipos de interés.

Créditos rápidos al 0% TAE

Una de las armas con más tirón en estas fechas es suprimir los honorarios, lo cual permite reembolsar solo el importe que se haya prestado, sin honorarios ni comisiones. Es decir, que son créditos rápidos al 0 % TAE. No obstante, estas ofertas solo se ejecutarán si se pagan dentro del plazo pactado, el cual no irá más allá de los 30 días, en general. Un buen ejemplo es Vivus que ahora mismo ofrece hasta 300 euros para nuevos clientes sin intereses.

Rebajas en los honorarios

Otra opción a la que recurren muchos prestamistas de cara a las rebajas es ofrecer descuentos para todos los clientes, sin importar su antigüedad. Sin ir más lejos, Pepedinero, en este inicio de 2017 ofrece la posibilidad de conseguir préstamos rápidos con un descuento del 25 % en el coste final. De esta forma un préstamo de 100 euros a 30 días costará 122,50 euros en lugar de 130. La compañía permite solicitar hasta 250 euros en la primera solicitud y hasta 500 a los ya clientes, con un plazo máximo de 30 días.

Ofertas por programas de fidelización y captación de nuevos clientes

Al igual que las compañías de telecomunicaciones o la propia banca, las compañías de créditos rápidos tratan también de explotar el boca-oreja y las recomendaciones entre amigos para captar a nuevos clientes, por lo que algunas entidades ofrecen descuentos y regalos a aquellos que apadrinen a nuevos clientes.

Es lo que ocurre con Kredito24, que regala 25 euros en el próximo minicrédito a todo aquel que lleve a nuevos clientes a la entidad. No solo eso, sino que el “apadrinado” también obtendrá un descuento de 25 euros en su primera solicitud.

Contratar créditos rápidos responsabilidad

A pesar de la fama que acompaña a este tipo de préstamos, lo cierto es que en épocas en las que necesitamos hacer compras determinadas, como pueden ser estas rebajas de invierno, se convierten en un cómodo recurso. Su velocidad y accesibilidad los convierte en productos interesantes cuando se necesita algo de liquidez extra, como en estos inicios de año en los que las rebajas o la propia cuesta de enero exige un sobre-esfuerzo a muchas carteras.

Eso sí, desde MiPrestamo.es recuerdan que los créditos rápidos son buena solución para situaciones puntuales. Sin embargo, si se utilizan como fuente de liquidez recurrente pueden generar problemas financieros graves.  El inconveniente principal es que tienen un precio elevado y un plazo corto, por lo que aunque se aprovechen ofertas o promociones como las anteriores, si no hay una buena planificación previa y se cae en un impago, las rebajas pueden acabar costando mucho dinero.