Los datos personales se han convertido en uno de los grandes tesoros. Conocer las conductas de las personas puede ser un negocio para muchas empresas. Tanto, que en el caso español, hasta el Gobierno se ha involucrado en la obtención de datos privados obtenidos con el roaming para su uso comercial.

En concreto el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, ha anunciado una nueva iniciativa que se pondrá en marcha “en breve” que consistirá en la utilización de información de teléfonos móviles extranjeros de los turistas, a través de roaming; es decir, cuando alguien se conecta fuera de su país de origen, para tener información inmediata de la evolución turística, según recoge Europa Press.

Por el momento hay matices que se desconocen sobre la operativa legal y técnica. Más bien parece un anuncio para ir preparando a esos turistas extranjeros (y a los operadores que recaban los datos) y que sepan que a partir de ahora deberán estar al tanto cuando se conecten a internet en España.

Sobre lo que ha trascendido, se sabe que su implantación será inmediata. Así, según el ministro, esto permitirá “tener con mayor precisión datos sobre el sector turístico y en tiempo real“. El objetivo es aprovechar las sinergias entre la Agenda Digital y la competencia turística.

La propuesta, presentada esta semana en una reunión por la Secretaría de Estado de Agenda Digital, consiste en utilizar los terminales móviles de los turistas extranjeros para obtener información que ayude a comprender los movimientos turísticos dentro de España. Esto se hará cuando activen su roaming para poder navegar, en este caso, fuera de sus países de origen y, una vez estén aquí, usen las redes de los operadores nacionales.

“Cuando un extranjero llega a nuestro país, inmediatamente se engancha a una red española y se sabe con certeza del país que procede, su momento de entrada y su momento de salida”. Esta ha sido la justificación del ministro Nadal para llevar a cabo estas acciones.

Dudas sobre el uso del roaming

Por el momento se desconoce quién será el organismo encargado de gestionar los datos recopilados con los operadores, cuál será la utilización concreta, cómo se hará la campaña de información pública para que los usuarios sepan que sucede esto…

La intención del ministro es muy loable, ayudar a un sector como el turismo está muy bien, pero los datos privados son algo muy personal para cada individuo como para usarlos con simples fines comerciales. Habrá que conocer más detalles sobre el proyecto.