El sector turístico español no deja de crecer. La primera industria nacional consiguió batir de nuevo su récord histórico en 2016 tras recibir la llegada de 75,3 millones de turistas de todo el mundo, según los datos oficiales del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital.

Tal y como ha informado el departamento en una nota de prensa, las extraordinarias cifras del país superan en un 9,9% las que se obtuvieron en el año anterior, el 2015.

Pero además de pulverizar su anterior marca en visitantes internacionales, España también ha consegido batir el importe total máximo que se gastaron estos viajeros, que en 2016 ascendió a 77.000 millones de euros, un incremento del 8,3% sobre el año 2015. Esto significa que el gasto de los turistas extranjeros supone un 7,15% del Producto Interior Bruto español, si se toma como referencia la cifra de 1,075 billones de 2015.

El gasto medio por cada visitante también creció, un 6,5%, hasta alcanzar los 138 euros al día.

Por comunidades autónomas, la que más llegadas registró fue Cataluña, con más de 17 millones de personas, seguida de Baleares y Canarias, con 12,9 millones y 12 millones, respectivamente. Frente a los primeros 11 meses de 2015, esto supuso incrementos del 3,8%, del 12% y del 12,7%, respectivamente.

En el lado opuesto se sitúan las comunidades de Castilla – La Mancha y La Rioja, con 219.180 y 144.627 llegadas en los 11 primeros meses del año, aunque el farolillo rojo se lo quedan las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, con 11.821 turistas extranjeros entre enero y noviembre de 2016.

Hubo 3 comunidades en las que el total de turistas internacionales descendió: Galicia, con un -19,7%; País Vasco, con un -11,4%; y Cantabria, con un -8,3%.

Según los últimos datos de la Estadística de Movimientos Turísticos en Fronteras (FRONTUR), que alcanzan hasta noviembre de 2016, el Reino Unido se mantiene como principal mercado emisor de turistas que se decantan por viajar a España. Entre enero y noviembre del año pasado, 17 millones de británicos visitaron España, un 12,3% más que en el mismo periodo del año anterior. A continuación se quedaron los franceses, con 10,8 millones de turistas y un crecimiento del 7,1%, y los alemanes, con 10,7 millones de turistas y un incremento del 6,1%.