El año ha empezado con sobresaltos para la cadena de supermercados DIA. Por un lado la competencia, Mercadona, que no deja de apretar. Y por otra parte, los fondos bajistas, que siguen metiendo presión sobre el valor de la compañía y le ponen en una situación complicada.

Ambas situaciones son complejas porque, en principio, ninguna de las dos depende directamente de DIA. Por un lado el asunto de los bajistas, que son los que juegan en bolsa con el factor de que el valor caiga. Aquí, las posiciones cortas en la compañía de distribución han registrado un nuevo máximo histórico tras alcanzar el 15,68% a fecha de 6 de enero, su nivel más elevado desde que hay registros en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En concreto, las posiciones cortas en DIA no han dejado de subir cada semana desde el dato publicado el pasado 2 de septiembre, cuando se situaron en el 12,94%, y han superado el registro de 15,42% del pasado 23 de diciembre.

Según el analista de XTB, Álvaro Giménez-Cuenca, esta situación se deriva de una mala recomendación bursátil que se ha hecho sobre la compañía que situaba el precio de la acción en 4 euros. Desde su punto de vista ha sido excesivamente castigada por estos movimientos cuando, en realidad, la compañía tiene un contexto muy favorable.

En primer lugar, el analista estima que DIA ya ha llevado a cabo una importante inversión económica para remodelar y modernizar sus tiendas. Por lo tanto, uno de los aspectos fundamentales en el sector de la distribución, como es el reciclaje de sus puntos de venta, ya estaría hecho.

Luego, en cuanto a las expectativas de crecimiento, Giménez-Cuenca estima que ha cumplido con lo que el mercado esperaba. Y no solo eso. Como señala el analista, analizando bien su contexto económico, como el Ebitda, tiene uno de los mejores márgenes del sector, entre otras cosas debido a su estructura de franquicias que le permiten ampliar su presencia a bajo coste y con un cash flow estable. Además, apunta a que “estos márgenes de Ebitda son muy importantes para la cotización futura”. También destaca que DIA nunca ha hecho un profit warning, es decir, avisar de que tendrá peores resultados de los esperados; e incluso tiene márgenes estables desde hace más de tres años.

¿DIA frente a Mercadona?

Parece impensable que, ni DIA ni nadie, pueda medirse cara a cara al gran gigante de la distribución en estos momentos, pero puede que no todo sea una simple quimera.

La semana pasada el distribuidor valenciano anunció que tendrá nueva jefa al cargo en su segmento digital. Eso llevará incluido, señala Giménez-Cuenca, una importante inversión económica para acelerar el paso. Esto puede derivar, quizá, en un aumento de los precios.

En ese sentido, DIA ya ha tranzado un acuerdo estratégico con Amazon que, eso sí, deberá seguir ampliando para que su negocio digital pueda estar a la altura del resto de players del mercado cuando la compra de alimentos frescos suponga una parte importante de los ingresos.

El futuro de DIA

En cuanto a las proyecciones de futuro, y teniendo en cuenta que las tensiones de los bajistas pueden mantenerse, el analista de XTB muestra un gran optimismo. Primero señala que habrá grandes fuentes de ingresos como es el mercado brasileño, donde DIA puede establecerse como uno de los supermercados de referencia en la venta de productos baratos.

Además, los próximos resultados anuales el mercado los descuenta como positivos, por lo que, en bolsa, DIA tendrá un comportamiento alcista. Así, Giménez-Cuenca sitúa el valor de la acción en los 6,15 euros. Muy por encima de los 4,6 que tiene actualmente.