La realidad y panorama actual del sector de la publicidad y el marketing digital en España y la relación entre departamentos necesita de una profunda reflexión. Para su gestión, deben llevarse a cabo cambios que permitan adaptarse y aplicar de forma práctica las nuevas tendencias para 2017.

Para ello analizamos junto a Wunderman, agencia de marketing y publicidad, cuáles son los cinco factores que se deben tener en cuanta en el ámbito del marketing digital, y su relación con el entorno empresarial.

1- Inversión, no gasto. Cada vez más marcas se preocupan por entender y calcular cuál es el ROI (return on investment) de sus campañas más allá de los medios generales. La publicidad y el marketing deben entenderse como una inversión y no tanto como un gasto, imponiéndose la necesidad de analizar todas y cada una de las acciones.

Actualmente, una importante cantidad de proyectos llevan ya de forma inherente una partida presupuestaria para la escucha, analítica de datos, etc… Los KPIs (key performance indicator) actualmente se han generalizado en los planes de comunicación, midiendo efectivamente el éxito o fracaso de los pasos dados.

2- Analizar el comportamiento digital. Internet proporciona una gran cantidad de datos sobre los consumidores que permiten servir una publicidad totalmente personalizada. Desde el mensaje, hasta la oferta. Estos datos pueden ser de conocidos o desconocidos, pero es posible actuar sobre ambos grupos.

Existen las herramientas de escucha y evaluación al servicio de las marcas para conseguir descifrar qué, cómo y cuándo algo es relevante para los usuarios a través del análisis de su comportamiento digital. Y al poder analizar la reacción ante una determinada comunicación, es posible perfeccionarla para que sea más eficaz.

3- Implantación del eCRM. El CRM nunca ha tenido más sentido que ahora. La gestión electrónica de las relaciones con cliente se perfila como tendencia dentro del sector, por lo que es importante contar con los conocimientos y herramientas necesarias para poder sacarle el máximo partido. Importante su vinculación con el lento pero firme avance hacia el ecommerce de todas las marcas, incluidas las de distribución. Donde como consecuencia es posible obtener programas de fidelidad más allá de los programas exclusivamente mercenarios.

4- Explotar el mundo digital. La publicidad online ya no es efectiva, los adblockers son una preocupación para las marcas que hace que la demanda busque alternativas a la publicidad.

La generación y estrategias de contenidos, junto con las relaciones públicas en muchos casos, se han posicionado como líderes para conseguir explotar el mundo digital actual. La publicidad tiene que reconquistar al consumidor, volver a conseguir que se quiera hablar de ella. La publicidad que molesta no consigue sus objetivos ni de venta ni de marca.

5- Aplicación del enfoque 360º. Las denominadas estrategias de marketing 360º son aquellas que engloban diversas acciones, de forma integral, y tienen como finalidad posicionar a la marca y alcanzar sus objetivos.

Sin embargo, se trata de un enfoque que aún se encuentra lastrado por su vinculación al ahorro de costes y estructuras menores en los clientes. Ya que requiere de un cambio de mentalidad a la hora de trabajar. Los departamentos de marketing y las agencias han ido creando equipos especializados por canal y que se olvidan de ver la fotografía completa, aquella que percibe el consumidor.