Todos los medios de comunicación tienen preparada la noticia. En la carpeta de “borradores” está el artículo que cuenta una subida de precios en Vodafone. Tras el aumento de Movisitar y Orange, y sabiendo que se trata de un sector muy reactivo, la situación casi se da por descontada. Pero el operador rojo, por el momento, escapa de esa estrategia e -incluso- podría salir bien parado.

Durante las últimas semanas Vodafone ha llevado a cabo anuncios importantes para el futuro de la compañía. Todo ello mientras que sus dos principales competidores han anunciado subidas de precios en sus ofertas convergentes (fijo + móvil + TV). La clave está en que el operador de origen británico por el momento se mantiene a la espera mientras observa cómo los clientes de sus rivales pueden salir de sus compañías sin penalizaciones por romper las permanencias. Esa es la clave.

Tras conocerse que Movistar (5 de febrero) y Orange (19 de febrero) ejecutarán una subida de precios de entre 2 y 5 euros en sus tarifas, muchos de sus clientes se sintieron molestos. Además, surgieron las dudas sobre si pueden o no abandonar sus compañías, y si eso afectará a la obligación de permanencia que tienen con dichos servicios.

Acudiendo a las Condiciones Generales de los Servicios de ambas compañías, la respuesta es muy sencilla. Y es que durante estos días estarán recibiendo unas cartas en las que el operador naranja y el azul estarán explicando que a partir de febrero los precios serán más altos.

Pues bien, los clientes pueden abandonar la compañía sin miedo de ser penalizados. Según consta en sus condiciones generales:

Orange

(…) estas CG, incluidas las condiciones económicas, de conformidad con la legislación vigente, podrán ser modificadas por Orange en cualquier momento, por motivos legales, técnicos, operativos, económicos, de servicio o de mercado o por la organización o necesidades del Servicio. Dichas modificaciones contractuales deberán ser comunicadas a los Clientes afectados con un mes de antelación a su entrada en vigor. Si el Cliente no estuviera de acuerdo con las modificaciones propuestas, podrá resolver el contrato sin penalización alguna por dicho motivo, comunicándoselo a Orange antes a la fecha de entrada en vigor o de lo contrario, se entenderá que acepta las modificaciones (…).

Movistar

Movistar podrá modificar las presentes Condiciones Particulares por los siguientes motivos: variaciones de las características técnicas de los equipos o las redes, cambios tecnológicos que afecten al servicio, variaciones de las condiciones económicas del servicio y evolución del mercado (…) comunicándoselo al cliente con un mes de antelación de la fecha en que la modificación vaya ser efectiva. En dichos supuestos, el cliente tendrá derecho a resolver la relación de prestación de servicios sin penalización (…).

Qué hará Vodafone

Ante este escenario, donde puede haber un gran movimiento de clientes descontentos con libertad para dejar sus compañías de origen, Vodafone por el momento no ha subido los precios. Incluso, está llevando a cabo importantes anuncios comerciales.

A finales de año, con toda la fanfarria necesaria, anunció la llegada de HBO en un acuerdo en exclusiva con ellos, con importantes promociones para los clientes del operador rojo. Así, Vodafone metía presión a Movistar en el ámbito de los contenidos de televisión y, de paso, ponía a las series en un escenario similar a la pelea que hubo por el fútbol hace un par de veranos.

El otro anuncio lo hemos visto este lunes, cuando Vodafone ha comunicado están preparando la actualización de su red HFC para ofrecer a sus clientes velocidades simétricas -misma velocidad de subida y de bajada- superiores a 1Gbps. La solución adoptada va más allá de la mera actualización de la red a DOCSIS 3.1, pues supone una nueva arquitectura basada en el despliegue de puntos de extensión de la red de fibra y en el aumento del ancho de banda disponible para cada cliente.

Así, la actualización de la red trae a los clientes de Vodafone una mayor velocidad de los servicios de datos, así como la posibilidad de incorporar nuevos canales a Vodafone TV incluyendo toda la capacidad de 4K.

Con estos condicionantes, Vodafone mantiene el pulso a su competencia. ¿Hasta que suba los precios? La pelota está en su tejado, habrá que ver cuánto dura.