La consultora PwC ha cerrado el año 2016 como la firma que ha asesorado en más operaciones de fusiones y adquisiciones corporativas, mientras que Deloitte ha sido el tercer asesor por importe. Grandes entidades españolas con divisiones de banca de inversión como Banco Santander y BBVA se quedan por detrás, al contrario que en el resto del mundo.

El año pasado, PwC participó en más de 105 operaciones de asesoría de fusiones de compañías en España, según las estadísticas de Thomson Reuters facilitadas por la propia consultora. Por su parte, Deloitte ha quedado tercera en la clasificación por importe, con 8.657 millones de dólares (8.195 millones de euros), tan sólo por detrás de Deutsche Bank y de Lazard. Mientras, las otras 2 consultoras de las “Big Four”, KPMG y EY, han sido la tercera y la cuarta firma con más participación en grandes operaciones corporativas, aunque por importe se hayan quedado algo más rezagadas.

La pujanza de las “Big Four” contrasta con su comportamiento en otros mercados. Según los datos de la compañía de análisis de datos financieros Factset, en Estados Unidos los que se llevan la palma son Goldman Sachs, Bank of America, Morgan Stanley, JPMorgan Chase y Citigroup. De acuerdo con su informe sobre el mercado de M&A (Mergers & Acquisitions) relativo a noviembre de 2016, esas son las firmas que lideran la clasificación por importe.

Es lo lógico. Se trata de los 5 principales bancos de inversión de todo el mundo, todos ellos con sede en Estados Unidos, por lo que atesoran la experiencia necesaria para liderar el mercado de M&A. De hecho, la asesoría en procesos de compras corporativas es un negocio tradicionalmente vinculado a la banca de inversión, un sector centrado en las necesidades financieras de los grandes clientes empresariales.

Deloitte ha conseguido vencer a esos 5 grandes bancos de inversión en España. El primero en la clasificación nacional es Citi, en séptima posición, justo por detrás del Banco Santander. Sin embargo, la misma auditora ocupa el puesto número 47 en la clasificación de asesoría en M&A, según Factset. España es una excepción para las “Big Four”.

Un mercado anómalo

Los grandes bancos de inversión americanos están entre los 15 principales asesores de M&A en España pero muy alejados de la supremacía que ejercen en Estados Unidos. Ese hueco que dejan lo han cubierto los bancos europeos (Deutsche Bank es el primero por importe) y, en menor medida, Banco Santander y BBVA (sexto y decimotercero, respectivamente), pero también las cuatro auditoras.

Tanto Santander como BBVA, así como el resto de grandes bancos españoles en el Ibex 35, disponen de divisiones especializadas en banca de inversión que participan en algunas de las operaciones más importantes del país. No obstante, las cifras que obtienen todavía tienen mucho margen de mejora. Tanto es así que la firma de inversión española AZ Capital, con unas dimensiones incomparables con Santander y BBVA, ha conseguido codearse con estas entidades y aguantar en el noveno puesto de la asesoría en M&A durante 2016.

El hueco que dejan los bancos españoles y estadounidenses lo aprovechan las “Big Four”, que están virando hacia una mayor diversificación de sus actividades. La escasez de grandes compañías a las que auditar y los cambios regulatorios, que añaden límites temporales a su tarea de supervisión de las cuentas de las multinacionales españolas, han empujado a estas compañías a centrarse en otros negocios como la asesoría jurídica o en M&A.

No han elegido mal su movimiento. Aunque el año 2016 haya estado lastrado por la inestabilidad política y la consiguiente tibieza inversora, en España se movieron 47.605 millones de dólares, 45.162 millones de euros al cambio actual, en fusiones y adquisiciones corporativas. Eso sí, Banco Santander permanece como el líder en comisiones cobradas a las empresas a las que ha asesorado, con 42,4 millones de dólares (40 millones de euros) en ingresos por esta actividad. Las “Big Four” se lanzan a por la yugular.

Foto: Flickr – Marja van Bochove