La red de Paradores ha cerrado el ejercicio 2016 con unos ingresos de 255,37 millones de euros, un 10% más que en 2015, ha comunicado la empresa estatal esta semana.

Según los datos publicados por la red, durante la Nochevieja el índice de ocupación ha sido del 95,26%, lo que se considera prácticamente hacer una ocupación plena.

Los cubiertos servidos durante la Nochevieja del 2016 fueron unos 13.647, un 3,47% por encima del ejercicio anterior, y las ventas esa noche se incrementaron un 7,42% respecto a 2015, apuntan datos de Efe.

“La evolución de la compañía ha dado un giro, por un lado gracias a un mejor comportamiento de la actividad, pero sin duda también al nuevo modelo de gestión y al impacto de las iniciativas puestas en marcha en Paradores”, ha declarado a Europa Press la presidenta consejera delegada de Paradores, Ángeles Alarcó.

Para la consejera, Paradores refleja la “recuperación del consumo nacional” y la “llegada masiva” de turismo internacional, con unos resultados a diciembre del 2016 “superiores al año 2007, previo a la crisis”.

También aprovechó para tratar las claves de la gestión de la comercialización del producto y la posibilidad de captar nuevos clientes nacionales e internacionales. También tiene intención de mejorar la operativa y aumentar la productividad y la eficiencia en las compras, que han contribuido a afianzar la “situación saneada”.

Paradores obtuvo en 2015 un beneficio de 4 millones de euros, tras seis años de pérdidas consecutivas, con un aumento de su facturación del 8,2% en el pasado ejercicio.

La cadena hotelera pública prevé cerrar 2016 con un beneficio neto superior a los 8 millones de euros.