No corren buenos tiempos para Enaire. Al menos no tranquilos. Con la tensión al alza por la privatización de Aena, el gestor de la navegación área ahora se enfrenta a una acusación sobre los sueldos que cobran sus consejeros.

En concreto, la formación política Compromís habría denunciado la “ocultación” de las cantidades percibidas por los consejeros de Enaire en 2015 y 2016 por parte del Gobierno tras haber reclamado esa información en el Senado.

Esta situación la ha denunciado el senador Carles Mulet que, en declaraciones a Europa Press, ha manifestado su temor por el hecho de que estas cifras sean “escandalosas” e “impopulares”. No obstante, ha dejado muy claro que existe la obligación de que se facilite esa información al tratarse de una actividad sometida, además, al control parlamentario.

Ante esta situación, ha iniciado los trámites políticos correspondientes, y el senador registró una pregunta escrita al Gobierno en el Senado en la que demandaba las cantidades percibidas por los consejeros de Enaire en 2015 y 2016. Asimismo, también ha pedido lo mismo con del director de comunicación de la entidad pública empresarial adscrita al Ministerio de Fomento.

Una vaga respuesta sobre Enaire

Pero la reclamación de dicha documentación no ha salido como estaba previsto. La respuesta del Gobierno, a la que ha tenido acceso la agencia de noticias, se limita a recordar que las cantidades percibidas por los organismos se efectúan de acuerdo con la autorización del Ministerio de Hacienda y Función Pública. Aclaran en esa respuesta que debe ser ahí donde se justifica el importe de las dietas percibidas en concepto de asistencia a los miembros consejo de Administración de la entidad pública por la “concurrencia a las reuniones del mismo”.

Asimismo, el Gobierno añade que tales asistencias podrán ser percibidas por los miembros siempre que no les sea de aplicación la ley reguladora del ejercicio del alto cargo de la Administración que regula el régimen retributivo de los máximos responsables y directivos en el sector público empresarial y otras entidades.

Ante estas respuestas, Compromís ha expresado su disconformidad con la respuesta, por lo que ha vuelto a reiterar su pregunta, como pregunta parlamentaria y como solicitud de información.