En la película Amanece, que no es poco, uno de los aldeanos se dirige a voces al alcalde sugiriendo que su presencia en el pueblo es necesaria, mientras que los demás habitantes son contingentes. Este debería ser el planteamiento para determinar si el alquiler (por 54.000€) de un equipo audiovisual para proyectar El señor de los anillos en el Auditorio Nacional de Música es contingente o necesario.

Los diversos organismos públicos, instituciones y gobiernos locales tienen necesidades. Nadie lo duda. Para ello, mediante contratos públicos, licitaciones y adjudicaciones presentan de forma pública sus carencias, y las diferentes empresas ofrecen sus servicios. Eso no quita que algunas de esas adjudicaciones puedan dejar boquiabierto al ciudadano ante su verdadera necesidad (y precio).

Uno de esos casos es el servicio de subida de señal audiovisual a satélite para transmisión por videostreaming de comparecencias públicas del presidente del Gobierno y de la vicepresidenta fuera de España. El coste del contrato es de 99.000 euros para las arcas públicas, y el adjudicatario es Overon. Ahora ya sabemos quién hace el multipantalla del presidente cuando habla con nuestras tropas en Navidad.

Pero no es el único caso. Hay contratos que parecen caros, otros extraños, algunos simplemente curiosos… Aquí va una muestra de ellos del pasado mes de diciembre, enfocados en el ámbito tecnológico, que han sido extraídos del portal web especializado AdjudicacionesTIC.

¿Esto era necesario?

Poner puntos de acceso wifi en los edificios judiciales de Canarias costará 60.000€, algo menos que los 99.000€ que supondrán los servicios de realización, implantación y mantenimiento de un sistema informático para la venta de entradas del Real Alcázar en Sevilla. Además, se suman a esta gestión la casa consistorial, que también tendrá acceso telemático a la gestión de reserva y venta anticipada de entradas por internet. Transformación digital lo llaman.

Hay otros casos que, simplemente, cuesta entender, como los 160.000€ gastados en el servicio de emisión y gestión del canal múltiple número 26, con denominación “Barcelona” mediante la codificación, multiplexación, transporte y difusión de la señal. También se gestionará la inserción de los datos del Servicio de Información básico (SI), de forma indenpendente para cada programa público de televisión digital de dicho canal múltiple. Claro, ¿no?

Viva el papel…

Un capítulo aparte, por lo curioso, es el gasto continuo que se hace con la gestión de impresoras. Hacia un mundo digital, dicen. Y visto lo visto, el ahorro sería considerable, como los 285.000€ para el suministro de 22 fotocopiadoras en régimen de alquiler para diversos órganos judiciales de la provincia de Jaén que facilitará Ricoh.

Aquí el premio es repartido para las compañías del sector. Konica de adjudica 52.000€ del servicio de reprografía para el Departamento de Bienestar Social y Familia. Por su parte, Canon se queda con el mantenimiento de las impresoras de la Gerencia informática de la Seguridad Social. El contrato: 390.000€.

¿Útil para todos?

Hay otra serie de servicios que, supuestamente, nos beneficia a todos como sociedad. Es el caso de los 99.000€ que se pagará por la elaboración del informe sobre la sociedad de la información y el desarrollo de las TIC en España 2016 que elabora Red.es.

Uno de los que se ha llevado premio gordo ha sido Everis con el servicio de instalación, desarrollo e implantación de la intranet y portal web corporativos de Enaire que costará 864.000€. Algo más barato será la digitalización de la Biblioteca Nacional, que contrata los servicios por 683.000€.

Y para que el dinero de los españoles esté bien protegido, 109.000€ para la contratación de un enlace de fibra óptica oscura entre los edificios centrales del Banco de España.

¿Pero esto qué es?

Por último, hay una serie de contratos públicos que, seguramente para quien los necesite, son de vital importancia. Pero a la ciudadanía en general le cuesta entender por qué no valdría con una hoja de Excel.

Por ejemplo, el Instituto Catalán de Investigación Química necesita el suministro de una máquina de cálculo de alto rendimiento de cómputo (HPC) para el ICIQ, supondrá una inversión de 79.000€.

Otros, como la Comunidad de Madrid, precisan de un servicio de mantenimiento del sistema de impresión digital bajo demanda Nexpress, para el BOCAM. El coste es del 98.000€. Simples migajas al lado del millón de euros que necesita la Confederación Hidrográfica del Duero para el mantenimiento, conservación y explotación del sistema automático de información hidrológica (S.A.I.H.).

El Port de Barcelona ha licitado un concurso por valor de 82.000€ para la contratación de las licencias MicroStrategy. Ellos sabrán para qué las necesitan. Como los servicios de asistencia técnica para el mantenimiento evolutivo y correctivo de las aplicaciones que soportan el actual cuadro de mando de umivale, implementado sobre QlikView… 80.000€ de adjudicación que ofrecen desde la Seguridad Social.