El boom del turismo no solo se ha reflejado en el ascenso del número de viajeros. El transporte de equipaje ha aumentado en consecuencia y, a pesar de haberse reducido en un 60% los incidentes con esta tarea, perder el equipaje es lo que más preocupa a los españoles a la hora de viajar. Una preocupación que está por delante de las turbulencias o la pérdida del vuelo.

Las incidencias relacionadas con el equipaje suponen un gran dolor de cabeza para el turista español. El 40% de ellas se debe a los retrasos que se produce a la hora de la entrega del mismo, seguido de robos y pérdida de la maleta como los motivos más comunes.

Pero a pesar de que este tipo de problemas se han reducido en un 60%, no dejan de ser las más importantes para los viajeros. Ya que supone la alteración del viaje en mayor o menor medida. Así lo aseguran desde Viajarsolo.com, la compañía que se dedica a gestionar viajes para singles o viajeros individuales.

Lo que sí trae consigo el descenso de contratiempos con el equipaje es el importante ahorro que ha supuesto para las aerolíneas, pues solo en cuestiones relacionadas con la incorrecta manipulación de bultos gastaban alrededor de 15.000 millones de dólares.

Cuando este tipo de problemas le surgen a un turista, muchas veces no sabe cómo gestionar el problema. Resultando la tarea de reclamar el equipaje algo costoso y frustrante. Desde Viajarsolo.com explican los pasos a seguir para llegar a buen puerto en la recuperación del equipaje perdido:

Solicitar el Parte de Irregularidades de equipaje

Lo primero que hay que hacer es acercarse al stand de la aerolínea para solicitar y rellenar el PIR (Parte de Irregularidades de equipaje). Para ello es importante conservar el billete y resguardo de facturación. En el caso de no localizarlo, el cliente también puede dirigirse a un mostrador de Aena o el equivalente en cada país. Si la incidencia afecta a varias personas, es aconsejable ir en grupo para agilizar la gestión. Es muy importante no salir del aeropuerto sin rellenar el PIR porque si no, posiblemente perderemos la oportunidad de recuperar el equipaje.

Controlar la búsqueda

En el mostrador se asigna al cliente un número de incidencia que sirve para controlar el estado de la búsqueda. También se proporciona un número de teléfono, correo electrónico y una dirección web donde se puede consultar el estado de la búsqueda.

Facilitar los datos de contacto correctos

El procedimiento, tras estos dos pasos, corresponde a la aerolínea que, una vez localice el equipaje y busque las conexiones aéreas para enviarla en otro vuelo, procederá a entregar el equipaje al propietario. Por lo tanto, es necesario facilitar el mayor número de datos posibles con el fin de que puedan contactar con el propietario. Si no se va a estar localizable, puede facilitarse el contacto de otra persona en origen que pueda decidir.

Localización o pérdida definitiva

Si el equipaje finalmente es localizado, el usuario puede recibirlo en su domicilio o que este sea enviado directamente al aeropuerto donde el viajero lo puede retirar, dependiendo del momento en que se encuentre y dónde esté el pasajero. Si es difícil de entregar, proponen hacerlo en un aeropuerto intermedio o a la vuelta.

En el caso de que no llegue se considera equipaje perdido. Si se da esta segunda opción, transcurridos los 21 días del plazo se puede poner una reclamación. Normalmente la compañía debe indemnizar al pasajero por haber perdido sus pertenencias, pero la cantidad variará en función de diversos factores.