O el ‘dieselgate’ finalmente le ha pasado factura o sus rivales lo han hecho mejor. Volkswagen ha acabado 2016 en peor posición que el año anterior, ya que ha pasado de ser la marca de coches más vendida en España a quedarse por detrás de Renault y de Opel.

La marca alemana había conseguido resistir la influencia negativa del escándalo que se destapó en septiembre de 2015 y aumentó sus ventas un año después. Sin embargo, 2016 ha acabado por ser un mal año para Volkswagen en España. En un ejercicio en el que el conjunto de la industria ha vendido un 10,9% más, Volkswagen se ha tenido que conformar con las mismas cifras de 2015, algo que han aprovechado Renault y Opel.

Según los datos de matriculaciones de las patronales de la automoción, Volkswagen ha vendido 89.012 coches en 2016, prácticamente lo mismo que el año anterior, con una subida del 0,8%. Este escuálido crecimiento le ha provocado la pérdida del liderato en la clasificación de matriculaciones, en favor de Renault y de Opel.

La marca francesa ha sido la que más turismos y todoterrenos ha vendido en todo el año, con 90.503 unidades, tras anotarse una subida del 17,4% frente a 2015. Por su parte, Opel ha crecido un 16,9% hasta los 89.383 coches entregados a los clientes y a las flotas.

“Renault ha alcanzado el liderazgo del mercado español de turismos en 2016, con 90.503 unidades y un 7,9% de cuota de mercado, situando a sus modelos Mégane y Clio en el top ten en el acumulado del año”, ha destacado la firma gala del rombo en un comunicado.

En la clasificación de coches más vendidos, que normalmente ha estado dominada por Seat, este año se ha impuesto Citröen con su modelo C4 y sus 34.615 unidades vendidas. El podio lo han completado el Seat León y el Seat Ibiza, con 33.653 y 31.836 coches, respectivamente. El resto de la lista ha estado bastante repartida: Volkswagen Golf (28.678), Opel Corsa (26.897), Renault Mégane (26.040), Volkswagen Polo (25.424), Renault Clio (25.357), Nissan Qashqai (25.202) y Dacia Sandero (25.068) completan la nómina de súperventas.

Ventas del grupo

El golpe para Volkswagen es más suave si se analizan sus ventas como compañía, ya que también posee las marcas Audi y Seat. La firma de Martorell ha vendido 77.643 unidades en 2016, con lo que se coloca como quinta marca más vendida por detrás de Peugeot, que ha puesto 83.523 coches en las carreteras españolas. La otra línea del grupo Volkswagen, Audi, ha vendido 51.655 unidades.

En conjunto, entre Seat, Audi y Volkswagen la compañía alemana ha vendido más de 200.000 coches en España. Si a esa cifra se le suman las unidades de Skoda (24.278), Porsche (2.204), Bentley (42) y Lamborghini (16), el Grupo Volkswagen ha conseguido mantener su liderazgo indiscutible en España con 244.850 vehículos. Es mucho más que la suma de Renault y Dacia, con 169.243 coches, o que el resultado agregado de PSA (Peugeot, Citröen y DS), con 148.678.

Una industria desatada

La automoción está de celebración. Las matriculaciones se han disparado un 10,9% en el año 2016 y ha conseguido quedarse al borde de los 1,15 millones de unidades en total.

“El cierre del año 2016 ha sido positivo al finalizar con un crecimiento del 10,9% y 1.147.007 unidades en total, aunque todavía no se han recuperado las cifras de ventas del año 2008, cuando comenzó la crisis”, ha afirmado en un comunicado el director de Comunicación de la patronal de fabricantes Anfac, Adolfo Randulfe.

Desde esta asociación sectorial han matizado que el incremento de ventas es más moderado en el canal de clientes particulares, con una subida del 6,7% en las matriculaciones. Esto se debe “sin duda”, según la patronal, al final del Plan PIVE, de ayudas públicas a la compra de coches nuevos, cuyos fondos se agotaron en agosto.

Foto: Flickr – Domonomnom