Si el dinero chorreara de las fuentes, casi todo el mundo tendría un iPhone 7 o los últimos terminales de gama alta de Huawei o Samsung. Como esto no es así, algunos de los móviles más vendidos en España el año pasado son de gama media, como el Huawei P8 Lite o el Samsung Galaxy J5. Aunque hay factores externos que ayudan mucho.

Según datos de la consultora Kantar, entre agosto y octubre del año pasado, el teléfono móvil más vendido fue el Huawei P8 Lite. Le siguió muy de cerca el Galaxy J5 y, en tercer lugar, se situó otro dispositivo del fabricante chino: el Huawei P9 Lite.

En la lista de los terminales más vendidos en esa fecha también se encuentran, entre otros, el Samsung Galaxy J3, los BQ Aquaris E5s y X5, o los LG K8 y K10. Todos tienen algo en común: son móviles de gama media y nunca han ocupado los grandes titulares en la prensa especializada, pero sí han convencido a los bolsillos de los usuarios.

Estas cifras que ofrece Kantar ponen de manifiesto lo que es una realidad para el sector, y es que los usuarios, la masa crítica que quita y pone de los Top 10, no tiene una cartera tan profunda como para invertir 600 euros en un móvil que hará, prácticamente, lo mismo que uno de 200€.

Lo del Huawei P8 Lite lo asume el sector

Estos datos publicados no sorprenden a nadie, y menos dentro del sector de la tecnología móvil. Así, que el Huawei P8 Lite sea uno de los dispositivos más vendidos de 2016, pese a llevar dos años en el mercado, es algo que encaja por su precio: en estos momentos se puede adquirir por menos de 170 euros.

Sin embargo, sus prestaciones son más que suficientes para un usuario que necesita conectarse a WhatsApp, hacer cuatro llamadas al mes, postear tres fotos en Facebook y poner el despertador por la mañana. Por eso mismo, las compañías trabajan en esta realidad.

Hace unos meses, en un foro sobre tecnología móvil, el country manager de HTC en España, Rubén Pérez, señalaba que la verdadera misión de los dispositivos de gama alta, en estos momentos, es el de posicionar la calidad de la marca. Más, incluso, que las propias ventas. Es decir, afirmaba con rotundidad que lo importante es transmitir a los clientes que un móvil de 200 euros tiene los valores y la calidad que uno de 700. En este sentido, aseguraba que en España el gasto medio no supera los 300 euros, y eso deja claras las preferencias de los consumidores.

Por lo tanto, todos parecen tenerlo muy claro dentro del sector, tanto fabricantes como usuarios.

La ayuda de los operadores

Además, en este contexto hay que tener muy presentes a los operadores de telefonía. Pese a que el negocio de venta ya no es parte importante de sus ingresos, de momento sigue siendo un reclamo para atraer clientes.

Así, entre las promociones de tarifas móviles de Movistar, Orange y Vodafone, se pueden encontrar asociados ciertos terminales que hacen el servicio más atractivo. Y aquí es donde convergen las explicaciones que sitúan a la gama media al frente.

El Galaxy A3, Galaxy J3, Galaxy J5 o Huawei P8 lite son algunos de los que se asocian de manera directa con las principales tarifas con precios especiales y promociones; o se sitúan en lugares destacados dentro de sus comercios online. De ahí que fue tan importante, por ejemplo, la salida de BQ del catálogo de Movistar. Al final, sea realizando la venta o no, la promoción es algo que terminará viendo el futuro clientes.

Imagen | ‘AndroidPIT