La nostalgia siempre nos lleva a lugares comunes donde creemos, a veces de forma equivocada, que todo tiempo pasado fue mejor. Eso sucede con Pepephone, el operador virtual (OMV) al que muchos daban por acabado tras ser adquirido por el Grupo MásMóvil, pero que nada más lejos de la realidad, vuelve a situarse como una de las compañías más activas en la guerra de precios.

Desde la semana pasada ya estaban avisando a través de las redes sociales sobre unos posibles cambios de tarifa. Finalmente ha llegado con el primer lunes de mes, con una carta personal a cada usuario como han hecho siempre y sin tener que hacer nada para recibir más por lo mismo. Algo que está en desuso en el sector de las telemunicaciones.

De este modo, los clientes que tuvieran contratada la tarifa de 1,2 GB, ahora tendrán 1,5 GB por el mismo precio. Situación similar a los que tenían 2 GB, que ahora tendrán 500 megas (2,5 GB) más navegar sin tener que pagar nada por ello. Y, como siempre, hecho de manera retroactiva y sin ningún tipo de esfuerzo para el usuarios ya que se aplican los cambios de forma automática.

Además, Pepephone ha añadido una nueva tarifa a su catálogo. En concreto, y de cara a los usuarios que necesitan muchos datos para navegar por internet, han creado una con 10 GB a un precio de 24,9 euros. También han bajado un euro su tarifa de 4,5 GB, que ahora pasará a costar 14,9 euros.

Lo que único es que, de momento, todas las tarifas tienen coste en los establecimientos de llamada de 0,18 cts, y son gratis los primeros 20 minutos de conversación. Así queda el catálogo de tarifas del operador a lunares.

Pepephone vuelve

Desde hace unas semanas había una cierta calma tensa sobre las tarifas de Pepephone. Tras ser adquirido por MásMóvil se generaban dudas sobre cómo sería su política de ofertas, promociones, tarifas, etc. Además, había renegociado con Movistar un acuerdo de acceso mayorista, es decir, el alquiler de las redes para que el OMV pueda dar servicio, y también estaba por ver cómo afectaría.

Por el momento parece que nada ha cambiado. Se han hecho las cosas como siempre, siendo los usuarios los primeros en recibir las ventajas, e intentando ser competitivos en precios frente a los rivales. A través de Pepephone parece que MásMóvil tiene claro que hay nicho en el segmento móvil y obligará a mover ficha a sus competidores, sobre todo en el segmento low cost a través de sus filiales como Amena, Simyo, Lowi y Tuenti.