El turismo dice adiós a otro año de gloria. El boom que ha experimentado el sector ha provocado que la actualidad se haya copado de ventas, fusiones, demandas, reivindicaciones, foros inauguraciones y varias iniciativas para seguir explotando un campo que tiene un largo camino de oportunidades de negocio.

Pero no todo es color de rosas para el sector. Como pudo comprobarse en la celebración del ‘Summit Shopping Tourims & Economy’ 2016, las cifras que apuntan a haber vivido un año récord con la visita de 70 millones de viajeros extranjeros, no son unas cifras de las que se pueda presumir. Ya que se ha tendido a una masividad del turismo provocando una prevalencia de la cantidad antes que la calidad.

Pero aunque el miedo a visitar otros países debido a las situaciones de terrorismo vividas en puntos como Turquía o que el gasto turístico en España sea más bajo que la media de los paises comeptidores, el país ha sabido aguantar el tipo.

Tema relacionado: “Si España fuera una empresa, el responsable de turismo estaría despedido”

Tanto a nivel nacional como internacional, España se prepara para afrontar el ritmo que cogera el turismo de cara al 2017. Desde SABEMOS repasamos los movimientos más sonados del sector para conocer el aspecto con el que se enfrentará al año próximo.

En terreno internacional

Los atestados a los que han tenido que hacer frente países vecinos y competidores de España han beneficiado al país en cuanto al número de turistas extranjeros que han visitado el país. Pero también ha quedado reflejada la necesidad de afrontar medidas para fomentar el gasto turístico así como la atracción de viajeros no comunitarios, ya que la mayoría de los turistas que visitan España son europeos y realizan un turismo más low cost.

Victoria de Trump y llegada del Brexit

Una situación a la que Iberia ya quiso hacer frente abriendo nuevas conexiones internacionales como las realizadas con Cuba. Pero las relaciones internacionales se encuentran en este momento en una situación de incertidumbre debido al resultado electoral de Estados Unidos. La victoria de Donald Trump podría modificar las relaciones comerciales iniciadas con Cuba y el futuro de las mismas con México. Así como los cambios que podrían darse en el propio país con su nuevo presidente.

Por otro lado, la llegada del Brexit a Reino Unido, de donde proceden la mayoría de los turistas extranjeros a la península, puede cambiar las formas de viajar de sus habitantes afectando directamente al sector en España.

Además, este 2016 ha visto como Air Belin decía adiós a Epaña ante la fuerte presencia de compañías como Vueling, EasyJet o Ryanair. Esto provocó que traspasará un gran número de sus aviones a Lufthansa.

HN y sus accionistas

La disputa por excelencia del turismo en este año ha sido la que ha tenido lugar entre HN y sus accionistas. HNA se colocó en oposición a los fondos, lo que provocó la salida de su consejero delegado. Estas diferencias han provocado que la hotelera haya contado con hasta tres CEOs durante el 2016.

En ámbito nacional

La montaña rusa de Airbnb

España ha experimentado durante el 2016 el auge de la economia colaborativa en el turismo. Y uno de los gigantes del alquiler online del sector es Airbnb. La compañía ha visto como engordaban sus números durante la temporada estival y ha lanzado proyectos para mejorar su oferta de experiencias al usuario con Airbnb Trips. Aunque su éxito ha sido en ocasiones amargo. El impulso de este tipo de negocio aún sin una regulación clara ha provocado que el Ayuntamiento de Barcelona impusiera una demanda contra Airbnb por ofertar pisos sin licencia turística con valor de 600.000 euros. Una medida que ha seguido los pasos de ciudades como Nueva York.

Hoteleros vs Booking.com

Un hecho que ha provocado un aura de tensión alrededor de los hoteleros españoles, que ven estas nuevas formas de negocio como una amenaza. Como ya contó SABEMOS, la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos turísticos (Cehat) apoyaba la prohibición en países como Austria o Alemania de las cláusulas de mejor precio y condiciones que plataformas de reserva online como Booking imponían a los hoteleros.

Algo a lo que la plataforma respondió afirmando la necesidad de las cláusulas, ya que de suceder lo contrario según la plataforma, se produciría una subida en los precios de alojamiento.

Tema Relacionado: Un verano de medias verdades para Vueling

El caos de Vueling

Otro de los acontecimientos más sonados del año ha sido el caso que la compañía aérea Vueling protagonizó durante los meses de verano debido a numerosas cancelaciones y retrasos. Lo que provocó una llamada de atención por parte del ministerio de Fomento y un consecuente daño hacia la marca debido al descontento de los clientes.

Esto desencadenó en un lavado de cara de la cúpula de Vueling y una necesaria recapitulación de, plan de marketing. Lo que pasaba por renunciar a su acelerada expansión reforzando la calidad de los servicios que ya ofrecían.

Multa a Globalia

Globalia también ha sido participe de algunos hechos representativos del 2016. El grupo tuvo que hacer frente al pago de más de cuarenta millones de euros a diversas instituciones del Estado a causa del posible fraude llevado a cabo a través del descuento de residentes.

The Cordish Companies se fija en España

Un macro resort llegará a la capital de España de la mano de la empresa norteamericana The Cordish Companies. La cual tiene intención de invertir más de 2.200 millones de euros en el país. La construcción contará con instalaciones de ocio y comercio además de hoteles de cuatro y cinco estrellas.

Compras de Barceló y Merlin

Las compra también han tenido peso en el transcurso del año. Operaciones como la de Barceló Viajes en la compra de Special Tours y Viajes Catai consolidan al grupo como uno de los principales activos del mercado. Pero tan solo unos días antes de terminar el año, se producía la mayor operación de una socimi en 2016.el gigante inmobiliario Merlin anunciaba estar ultimando la venta de sus hoteles a hotra socimi francesa, Forcière des Régions, por valor de 500 millones de euros.

Un año que se despide con un sector turístico muy presente en la economía española, pero que, sin embargo y como ya se reclamaba en diversos foros realizados durante el año, sorprende que aún no tenga el peso suficiente para ocupar un Ministerio. Ya que el nuevo Gobierno ha preferido compartirlo. Además, el tema de la privatización de Aena seguirá el año que viene. El terreno comienza a trabajarse con la llegada del 2017.