Los alojamientos de turismo rural españoles sumaron en noviembre 458.946 pernoctaciones, lo que supone un 0,9 % más anual, según los datos de la Encuesta de Ocupación en Alojamientos Turísticos Extrahoteleros, difundida hoy por el INE.

Los destinos más demandados

Castilla y León fue el favorito, con 94.872 pernoctaciones, seguida de Cataluña con 48.641 y Andalucía con 44.951. Canarias fue la comunidad en la que se alcanzó un mayor grado de ocupación, con el 38,04 % de las plazas ocupadas.

Los viajeros españoles realizaron 373.552 pernoctaciones en estos establecimientos el undécimo mes del año, con un descenso del 2 % respecto al mismo mes de 2015, mientras que los turistas extranjeros
sumaron 85.395, un 16,5 % más.

En total, 208.834 viajeros se alojaron en casas rurales, la mayoría de ellos procedentes de España (188.527); los extranjeros que optaron por este tipo de alojamientos en noviembre de 2016 fueron 20.307.

Más turistas extranjeros

El 74,62 % de estos viajeros internacionales en dicho periodo procedió de la Unión Europea; de países como Alemania, desde donde llegaron 5.626 turistas que realizaron 33.502 pernoctaciones; de Reino Unido, 3.111 huéspedes hicieron 11.314 pernoctaciones; y de Francia, con 2.364 turistas y 6.394 pernoctaciones.

Los alojamientos de turismo rural cuentan con 142.347 plazas y generan 20.700 empleos. La ocupación media fue del 10,7 %, aunque durante los fines de semana subió hasta 27,8 % de las plazas disponibles, lo que supone
un 1,6 % más.

El índice de precios de alojamientos de turismo rural (IPTR) presentó un alza del 1,6 % en noviembre, mientras que la tarifa fin de semana, que supone el 74 % del peso total, subió un 1,4 % en tasa anual.