El final del 2016 está a la vuelta de la esquina. Entre regalos y comidas, el gasto en estas fechas suele aumentar y en muchos negocios aprovechan el aumento de la demanda para subir los precios.

Sin embargo, este último mes del año también ofrece buenas oportunidades para adquirir productos con buenos precios. Por ejemplo, si estamos pensando en comprar un vehículo nuevo y necesitamos financiarlo, aunque no parezcan las mejores fechas para nuestra cartera, podemos conseguir financiar el coche con rebajas de lo más interesantes. Además, si sabemos cómo, nos podemos ahorrar dinero en el coste final del automóvil.

Préstamos autoeconómicos para financiar un coche

Los meses posteriores al verano suelen ser épocas interesantes para adquirir un nuevo vehículo, ya que muchos nuevos modelos salen en otoño al mercado y las marcas tratan de dar salida a los modelos antiguos. Algo similar ocurre con el mes de diciembre, en el cual los comerciales de las diferentes marcas tratan de cuadrar números, lo que nos puede permitir un mayor margen de negociación.

No obstante, a pesar de que hagamos números y consigamos interesantes rebajas en el precio final del vehículo, solemos necesitar algún producto de financiación para comprar un nuevo vehículo.  En ese caso, lo mejor que podemos hacer es comparar bien y no optar por la primera oferta que encontremos o que nos hagan en el concesionario.

Actualmente, un gran número de entidades financieras, tanto privadas como bancarias, ofrecen préstamos específicos para financiar un coche nuevo. Además, si comparamos entre distintas ofertas podemos encontrar créditos auto con condiciones interesantes.

Por ejemplo, podemos contratar el Crédito Proyecto de Cofidis, que nos ofrece hasta 15.000 euros con un interés desde el 6,11% TAE y sin vinculación ni comisiones.

Si preferimos optar por la financiación bancaria, la cual nos ofrece importes más elevados, también tenemos la posibilidad de recurrir a préstamos coche con un interés por debajo de la media. Este es el caso del Préstamo Personal de EVO Finance,  al 7,23% TAE y que ofrece hasta 30.000 euros.

Una tercera opción que tenemos en el caso de que necesitemos el dinero rápidamente, es el Préstamo Auto 24 horas de Abanca, que nos ofrece la posibilidad de conseguir hasta 60.000 euros y que resolverá nuestra solicitud en 24 horas. Sin embargo, este crédito para financiar un coche tiene un interés más elevado que va desde el 10,89% TAE.

Otros trucos para que el vehículo nos salga más barato

El margen de negociación que solemos tener al tratar con comerciales es mucho más amplio que el que nos dan las entidades financieras. Más aún si quieren cuadrar números por final de año, como en este caso. Por eso, aprovechar situaciones o épocas concretas para comprar un coche puede ahorrarnos dinero en el coste final. No obstante, para conseguir una financiación económica, desde el comparador Helpmycash.com recomiendan tener en cuenta otros trucos.

Contar con unos ahorros previos (del 20% del valor del vehículo como mínimo), lo cual reducirá el importe a financiar, o presentar contraofertas tanto en otros bancos como en otros concesionarios puede evitarnos un desembolso mayor.

Incluso, una buena maniobra puede ser financiar el mínimo capital que nos exijan en el concesionario para beneficiarnos de un descuento y el resto financiarlo con un préstamo bancario, que en muchos casos será más económico y nos ahorrará dinero en concepto de intereses.