No cabe una sola comparativa más de precios en los medios de comunicación. Desde hace semanas se han desgranado al máximo las tarifas que tendrán HBO, Netflix o Amazon Video. También se les compara con Movistar y su Tv de pago, o con las plataformas digitales ya existentes. Pero en todo ese tiempo ‘Gran Hermano’ ha liderado la audiencia muchos días.

El pasado viernes SABEMOS estuvo en el acto de presentación oficial de HBO España en nuestro país. Fanfarria, el trono de hierro y muy buenas palabras sobre el futuro de la plataforma. Por el momento su gran padrino es Vodafone, y todo lo que consigan será mientras que dure la promoción de los rojos. Luego volarán solos y darse de bruces con la realidad.

Hace unas semanas la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) publicó un informe que dejaba en mal lugar a Netflix. Suponiendo que los datos sean solo aproximados, la plataforma dirigida por Reed Hastings tendría entorno a 300.000 clientes, menos de la quinta parte de lo que consigue ‘Gran Hermano’ frente al televisor cada noche.

También sería bastante menos que una de las series que ha rondado la TDT las últimas semanas: El padre de Caín, que metió a más de 2 millones de espectadores en cada capítulo. Y así se podría continuar con todo lo que se ofrece en abierto. Por lo tanto, ¿hasta qué punto estas plataformas como HBO y Netflix tendrán cabida en España?

El debate que se plantea sobre estas plataformas tiene diversos elementos en la ecuación. Por un lado el boom de las series y el tiempo de ocio para poder seguirlas. Pero se suma la calidad de las mismas, los costes de producción, la irrupción de los operadores de telefonía en el segmento de los contenidos, el precio que tendrán una vez que pasen las promociones y la capacidad de los hogares para abonarse…

HBO, Netflix y su dura realidad

Algunos de estos puntos ya empiezan a tener respuesta. Hace unas semanas el diario ‘El Mundo’ se hacía eco en un artículo sobre el problema económico que estaban encontrando las productoras para hacer frente a series de alto nivel. La calidad y la diversidad hay que pagarla, y empieza a no ser rentable. No todo vale.

Pero no es el único punto. Por el momento la TDT tiene una alta penetración, sobre todo en ciertas capas de la sociedad donde, además, se encuentran las personas con mayor poder adquisitivo. Y este factor es vital. Desde HBO han indicado que tratarán de ofrecer un precio razonable, ¿pero será suficientemente barato para añadir al que ya genera el propio operador de telefonía?

Una percepción irreal

Este lunes lanzamos una encuesta en nuestra cuenta de twitter y, como no podía ser de otra manera, la mayoría ve contenidos a través de HBO o Netflix. Y quizá ese sea el problema: la percepción.

El universo de las redes sociales ya ha demostrado que está muy alejado de la España que pone y quita presidentes (o los mantiene). Al menos por el momento. Por eso, cabe preguntarse qué sucederá con tantas plataformas en liza y el precio que haya que pagar. ¿Qué pasará cuando no haya promociones? ¿Y cuando lo operadores tengan ciertos acuerdos con estas plataformas para series concretas o temporadas en exclusiva? Porque parece probable que quienes dan la red y conexión quieran sacar provecho.

Muchas preguntas sin respuesta, aunque con ‘Gran Hermano’ en el horizonte como líder de audiencia.