Después de tantas semanas con el mercado parado, con numerosas sesiones tediosas y aburridas, podemos afirmar que al fin ha llegado la volatilidad. Es posible que la coincidencia con el espacio temporal en el que nos encontramos al ser final de año, donde muchos fondos e inversores aprovechan para cerrar posiciones o posicionarse de cara al nuevo año o por los datos macro relevantes publicados en estos días, hayan ayudado a propiciar este fenómeno.

Lo que es cierto que tanto la reunión de la Reserva Federal sobre los tipos de interés en Estados Unidos o la incertidumbre sobre si el año, después de todo lo acontecido cierra finalmente en terreno positivo, es lo que puede dar lugar a estos movimientos de gran calado que tanto tiempo llevábamos esperando.

La verdad es que lo que la mayoría de traders lo estaban esperando, a excepción de aquellos que basan su operativa en rangos, pues los que operamos en rupturas necesitamos movimientos de gran calado y un incremento en la volatilidad y en el volumen negociado para poder generar movimientos de continuación.

Si hay una cosa que es innegable es que el final de año se presenta emocionante, ya que tras la falta de Gobierno y la incertidumbre política vivida en España, hemos tenido que añadir el Brexit, las elecciones americanas y otros acontecimientos geopolíticos que dan lugar a un ejercicio bastante complicado para la renta variable europea.

Parece ser que hemos superado todos estos sucesos de gran interés para los mercados y han sabido campear bien el temporal para situarnos, a escasas dos semanas para finalizar 2016, con muchas papeletas para finalizar el periodo en positivo en el principal selectivo español.

Sólo queda esperar y ver con buenos ojos lo que nos resta de año, pues llevamos tanto tiempo a la espera, que esperamos poder aprovecharlo.

Daniel García, analista de XTB